Álvaro no tenía ninguna experiencia previa en grandes travesías. Las ganas de viajar las saciaba con pequeños recorridos en bicicleta durante sus vacaciones, que siempre se hacían demasiado cortas.

En 2013 su vida “normal” de trabajo fijo, hipoteca, pareja estable y casi hijos se terminó de golpe y el sueño utópico de recorrer el mundo se tornó posible. Decidió dar un giro a su vida y realizar su sueño.

Voló a Alaska con una bicicleta y con ella recorrió la costa Oeste de los EE.UU., atravesó México de cabo a rabo, se encaramó a los Andes Sudamericanos para terminar alcanzando Ushuaia dos años después.

Por el camino tuvo que superar la adversidad: diferentes enfermedades, caídas, noches heladoras del altiplano, un robo, animales salvajes, roturas en la bicicleta… que se quedan como recuerdos de dificultades superadas. De todo siempre ha salido con la fuerza de las buenas experiencias vividas con la gente, como las noches de espectáculos de magia improvisados en pequeñas aldeas de la montaña guatemalteca.

Unos inicios de pesadilla se tornarían en un dulce sueño gracias a las personas que conoció en los diferentes lugares que visitó. Por eso describe su aventura como “un viaje a través de mi persona y de las personas”.

Álvaro Teixeira contará su experiencia el 2 de abril en el Auditorio del Instituto Beatriz Galindo (C/ Goya 10, Madrid) en las V Jornadas IATI de Grandes Viajes. ¿No puedes acudir al evento? Suscríbete al canal de Youtube de Mochileros TV y podrás ver todas las charlas gratis en diferido →→→ ¡QUIERO SUSCRIBIRME!

Si quieres conocer más sobre su viaje, visita su página web

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Álvaro Teixeira Rebelo, Diseñador Gráfico. Hago teatro desde hace 20 años, me encanta el arte y soy asiduo de exposiciones y conciertos. Montaña y naturaleza al menos una vez por semana. Lugar de nacimiento: Miranda de Ebro, pero nacionalidad portuguesa, criado hasta los 5 en Portugal (no me identifico con una nacionalidad de manera muy fuerte y no es importante para mí).

“Tenemos dos vidas, la segunda comienza cuando te das cuenta que solo tenemos una”

¿Qué recuerdos tienes de cuando eras pequeñ@ en lo que se refiere a viajar?

Provengo de una familia humilde sin cultura viajera, mis primeros recuerdos de viaje son a través de la literatura y el cómic. De forma muy marcada están los recuerdos de Tintín y Julio Verne.

¿Qué te ha aportado viajar que no lo hayan hecho otras aficiones o hobbies que tienes?

Principalmente viajar te ayuda a derribar las barreras marcadas por fronteras, raza, religión. La gran mayoría de prejuicios que podía tener quedaron enterrados debajo de maravillosas experiencias con las personas de cada lugar.

¿Qué ha cambiado en tu yo interior después de este gran viaje?

Entre otros, un cambio importante ha sido perder el miedo. Perder el miedo a perder un trabajo, a los cambios, a la seguridad económica…

5 cosas que nunca faltan en tus alforjas.

Una buena colchoneta, necesito descansar bien, si no no soy persona. Ropa de frío, soy bastante friolero. Mi cámara de fotos. Una cocinilla y comida en la bici, como muchísimo.

Cada vez más viajeros buscan la forma que más se ajuste a sus habilidades para traviajar y extender la duración del viaje. En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos has hecho para ganarte la vida? ¿Qué tipo de trabajos recomendarías? ¿En tu filosofía es compatible viajar y trabajar?

No lo hice nunca, hasta ahora, trabajé y ahorré lo suficiente para mantenerme durante el viaje.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Un momento de muchísima tensión fue un encuentro con un Grizzly en Alaska. Apareció en mi “campamento” mientras dormía. Cuando escuche algo grande aproximarse entre el bosque pensé que quizás era un alce, pero al salir de la tienda vi el oso a unos pocos metros, de pies sobre sus patas traseras observándome. Eso junto con que eran los inicios de mi viaje entre Alaska y Ushuaia marcó los primeros días de viaje. Por suerte no ocurrió nada, el animal se fue a merodear por el lugar donde había cenado y yo salí pitando de allí.

¿Eres de los que viajas seguro o sin seguro :)? ¿Has estado enfermo en viaje?

De los dos, tuve seguro mi primer año de viaje, luego decidí no contratarlo. Sí, varios problemas estomacales, deshidrataciones que acarrearon piedras en el riñón, incluso un desmayo en medio de la selva Yucateca.

“La vuelta ha sido dura y es un proceso en el que sigo, quizás el “problema” en mi caso es que tengo la sensación de que el viaje no ha terminado”

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino y no volver a la oficina”.

Casi siempre, después de descansar por unas semanas en algún lugar, una cierta apatía comienza a envolverte. Pero en cuanto me montaba en la bici, volvía a encontrar la carretera y todo comenzaba a desfilar y cambiar ante mis ojos. El subidón era tan grande que irremediablemente tenía que cantar a grito pelado.

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

Mi compañero de viaje por tres meses y amigo Mathias, un alemán con una conciencia y ética impolutas, que me dieron más de una lección.

Unos chiquillos hermanos bolivianos con el que pasamos un tiempo, puro amor e inocencia “abandonados” en una situación familiar difícil. Su recuerdo hace que me sienta ridículo si me da por quejarme de algo.

¿Qué sensaciones, pensamientos… has tenido con la vuelta a casa? ¿Ha sido dura la descompresión?

La vuelta ha sido dura y es un proceso en el que sigo, quizás el “problema” en mi caso es que tengo la sensación de que el viaje no ha terminado, por la tanto siempre hay una pequeña desazón que me impulsa a seguir soñando.

Tu cita viajera preferida y/o libro que recomendarías a un novato viajero.

Tenemos dos vidas, la segunda comienza cuando te das cuenta que solo tenemos una.

Por último, un viajer@, persona anónima o inspiradora, que haya contribuido a que hoy no pienses en dejar de viajar.

Jorge Bicibirloque, amigo viajero que relata sus experiencias desde las emociones. Una manera hermosa, humana y poética de inspirar a viajar.

the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

Sin comentarios todavía

Deja un comentario