Así como para un futbolista lo más preciado en un partido es el balón, para un viajero es conocer la gente local del destino escogido. Imagínate si además puedes vivir en su casa, aprender el idioma día a día y tener clases personalizadas. Seguro pensarás que es una idea surrealista, que sólo ocurre si pagas mucho dinero a agencias de intercambios o que estos viajes nunca salen como esperas. ¿Es cuestión de suerte? ¡No! Simplemente hace falta paciencia, navegar en la web unas cuantas horas para hallar otras opciones y atreverse a probar.

Hace poco descubrimos una plataforma para reservar programas de idiomas en el extranjero sin intermediarios. Se llama Abroadwith, permite contactar con familias de acogida en otros países y apunta a ser un referente de intercambio cultural en la comunidad viajera.

ANTES DE ARRIESGAR HAY QUE CONOCER LOS BENEFICIOS: ¿POR QUÉ USAR LA PLATAFORMA?

El discernimiento es un radar que debemos activar y adiestrar para cada viaje. Aún más si vamos de mochileros, estirando cada euro hasta el final. La fórmula que siempre nos ha servido es escuchar las anécdotas de otros amigos viajeros, investigar sobre nuevas opciones para viajar, no quedarnos sólo con lo que está en el mercado y comparar beneficios. Por eso, hemos decidido compartir contigo las ventajas que hemos encontrado en Abroadwith.

CONTACTO TÚ A TÚ

Una de las grandes ventajas que valoramos de Abroadwith es el sistema que ofrece. Permite que cada usuario sea capaz de crear un perfil, escribirle a los ofertantes antes de la reserva y encontrar al anfitrión ideal con un estilo de vida similar al tuyo. Cosa que se agradece cuando estás al otro lado del mundo o no tienes ni idea de cómo contactar con la persona indicada en ese país evitando costosas llamadas internacionales.

Tenemos una amiga venezolana que organizó todo su viaje sola pero tuvo que pagarle a un intermediario en su país y así conseguir a una familia de acogida en Londres. Para solicitar la visa tenía que mostrar que contaba con su Accommodation Booking Confirmation (una carta de invitación o reserva de alojamiento en una residencia). Como nunca tuvo un contacto directo con esos supuestos británicos, cuando llegó a Inglaterra terminó en una residencia común y no con una familia inglesa. En este lugar lo menos que hablaban era inglés, pagaba más por la habitación y además debía compartirla con otra persona.

Esta web también facilita servicio de intermediación por si ocurren problemas con las familias o te pueden ayudar a gestionar temas de visado, seguros de viaje, transporte, entre otros.

DIFERENTES OPCIONES PARA ELEGIR EL PROGRAMA DE INMERSIÓN A TU MEDIDA

Si has viajado antes a través de institutos de intercambios tendrás como experiencia que tú te ajustas a los programas que ellos ofrecen, si quieres un “trato especial” pagas más. Desde la página tú escoges algunos de estos tres tipos de estancias.

Stay

Eliges al anfitrión y aprendes cultura e idioma conviviendo en su casa, con el trato día a día.

Tandem

Es la propuesta más innovadora. Habla con un anfitrión que esté aprendiendo tu idioma, así ambos os ayudáis mutuamente. A cambio negocias con el dueño de la casa un descuento sobre su tarifa normal.

Estancia con profesor

Es más personalizado, vive en casa de un profesor. Además de ofrecer una habitación, diseñará un programa de aprendizaje para ti y cualquier duda la resuelves en casa sin esperar al siguiente día de clase.

Además, puedes reservar un curso de idiomas cerca de tu casa o según las horas académicas que necesites. Dependerá de ti. Tienen un listado de las principales academias en países de habla inglesa, hispana y Alemania. Tú evalúas cuál te conviene, la más económica y la que mejor se adapte a ti.

AJUSTA TU PERFIL SEGÚN TU PRESUPUESTO

No somos del tipo de personas que van a las agencias de viajes para que planifiquen nuestro itinerario, nos gusta ser más independientes y arriesgados. Aunque sí es cierto que alguna vez nos ha tocado escuchar largas charlas de empresas de enseñanza internacional de idiomas en el extranjero. ¿Te suenan? Si has estado en una situación similar, sabes que todo lo que ofrecen es alucinante. Cuando muestran los vídeos y fotos con el viaje soñado quieres correr a casa, preparar las maletas y volver gritando: “¡Yo voy, me apunto!” Hasta que… llega la parte que nos toca el bolsillo. ¿Por qué nos hacen esa maldad y hablan de esto al final del discurso?

Bueno, nosotros también lo dejamos para el final. Con una gran diferencia, aquí sí puedes decir: “¡Yo voy, me apunto!” (y de verdad). Cuando le eches un vistazo a Abroadwith, verás que te permite diseñar tu perfil a tu gusto. Debes elegir tu idioma, el que quieres aprender, dónde vives, a dónde vas, fecha de llegada y de partida, y lo más importante, el rango de precios: lo mínimo y máximo que estás dispuesto a pagar por semana. Después de algunos clics para verificar un alojamiento low-cost, conseguimos en Leipzig (Alemania) a una pareja joven que quiere aprender español y ofrece habitación individual por menos de 30€ a la semana.

SÉ ESTUDIANTE Y TAMBIÉN ANFITRIÓN

Si tienes un piso y quieres ahorrar dinero para el próximo viaje, puedes darte de alta como anfitrión en tu país. Te das de alta en la web, en poco tiempo contactan contigo y envían a tu casa una persona autorizada que sacará fotos profesionales para la página. La plataforma generalmente se queda con el 10% sobre el precio de venta, algunos casos varían según la moneda o los acuerdos de contratación.

Recuerda que el miedo a lo desconocido es un temor común en la mayoría de los viajeros, pero si te dejas llevar por esa sensación disfrutarás muy poco de tus viajes. Aunque tengas un viaje con o sin billete de vuelta, debes planificar algunos detalles antes de tu gran aventura. Nosotros esperamos pronto poder viajar a través de esta innovadora plataforma como ya lo hemos hecho en otras como Couchsurfing o Wwoofing. Pero, si tú la utilizas antes, déjanos tus comentarios para saber qué tal te fue.

the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

Sin comentarios todavía

Deja un comentario