Paula terminó la carrera de arquitectura a los 26 años y con un panorama profesional muy poco atractivo decidió comenzar un viaje sin fecha de regreso. Llegó a Canarias en octubre de 2014 con la idea de probar suerte con el barcostop para intentar conseguir un velero que la llevase hasta América, surcando el Océano Atlántico.

Tras 3 semanas preguntando por el puerto, encontró un barco. Empleó 16 días en cruzar el Atlántico en velero. Al llegar al Caribe buceó en sus aguas junto a un amigo y el capitán, que era instructor de buceo.

Tras un mes de mochilera por Centroamérica, buscó trabajo como cocinera en otro velero en San Blas (Panamá), en el que pasó un año embarcada. Durante este tiempo recorrió Antigua, San Martín, Turks & Caicos, Bahamas, Costa Rica, Panamá, Colombia… Salió de casa casi sin dinero y volvió con ahorros.

Descubrir el estilo de vida de aquellos que viven y viajan en velero ha sido la mejor experiencia que ha vivido hasta ahora. Tanto, que el verano pasado se volvió a embarcar en un catamarán, esta vez para descubrir las islas griegas. Y por si esto fuera poco, el último invierno lo pasó en México explorando la costa caribeña en algunos veleros.

Si quieres conocer más sobre sus viajes, visita su página web

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Paula Gonzalvo Marco de Castellón, 29 años. Estudié arquitectura y justo al terminar comencé un viaje largo en el que descubrí el mundo náutico y actualmente me dedico a navegar tanto viajando como profesionalmente.

¿Qué recuerdos tienes de cuando eras pequeñ@ en lo que se refiere a viajar? (Escapadas en familia, tu/vuestra primera experiencia de viaje sol@ o en grupo, historial viajero de uno de tus familiares)

Viajar no me resultaba demasiado atractivo pues antes tan solo conocía el turismo contemplativo, le faltaba emoción, hasta que comencé a viajar proponiéndome retos tanto deportivos como de experiencias, y desde entonces viajar es mi día a día.

¿Qué te ha aportado viajar que no lo hayan hecho otras aficiones o hobbies que tienes?

Descubrimiento constante tanto de lugares, culturas, personas y de mi misma.

“Comencé a viajar proponiéndome retos tanto deportivos como de experiencias, y desde entonces viajar es mi día a día”

5 cosas que nunca faltan en tu mochila

Navaja, frontal, mechero, zapatillas de correr y gafas de sol.

Cada vez más viajeros buscan la forma que más se ajuste a sus habilidades para traviajar y extender la duración del viaje. En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos has hecho para ganarte la vida? ¿Qué tipo de trabajos recomendarías? ¿En tu filosofía es compatible viajar y trabajar?

Me considero muy afortunada de llevar traviajando ya casi 2 años, lo descubrí por casualidad y es de los mejores viajes/trabajos que he conocido hasta ahora, viajo mientras trabajo navegando en veleros por temporadas en diferentes partes del mundo (¡y explorando lugares muchas veces inaccesibles ya sea porque no existe transporte para llegar o por salirse de presupuesto!).

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Pues…quizá el momento más peligroso del viaje fue cuando dudé en dejar de viajar para volver a llevar “una vida convencional” de nuevo.

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino y no volver a la oficina”.

Por suerte, bastantes… y siempre ocurren en plena naturaleza, tanto viajando sola como en pareja. Uno de los más recientes, viviendo en un velero en las Islas de San Blas, Panamá conviviendo con una comunidad indígena y viviendo del y en el mar, llevando un estilo de vida simple y pleno en un escenario caribeño de ensueño.

Muchos se preguntan… ¿y el amor? ¿cómo es la vida sentimental de los viajeros? (libertad para no contestar por supuesto)

Una vez se acepta y adquiere el nuevo estilo de vida, vivir viajando, cada día ya es un día normal aunque cambies de lugar, entorno, cultura, estos cambios ya forman parte de tu día a día. Lo mismo pasa en la vida sentimental, claro que es posible enamorarte y desenamorarte en ruta.
Lo que resulta mucho más complicado es encontrar a alguien con una visión similar; sí es fácil compartir momentos, sin embargo difícil encontrar a alguien con quien compartir la vida, si ya lo es en ciudad, ¡imagínate viajando!

Tu cita viajera preferida y/o libro que recomendarías a un novato viajero.

Cita: “Ocurre a menudo que el habitante del lugar y el que llega desde lejos tienen grandes dificultades a la hora de encontrar un lenguaje común, pues cada uno de ellos se sirve de una óptica diferente para mirar el mismo paisaje. El visitante usa un gran angular, que le da una imagen alejada y reducida, y, en contrapartida, una larga línea de horizonte; en tanto que el interlocutor local siempre ha usado un teleobjetivo o incluso un telescopio, que aumenta hasta el detalle más insignificante.” Kapuscinski

Libro: “Eh Petrel” Julio Villar

the author

Nómada digital, reportero y travel blogger profesional con miles de kilómetros e historias de mochila a la espalda. Presentador de #FueraDeRuta en el programa TIPS de La2 de TVE y un amante del viaje y la aventura, ¿te vienes? ¡Sígueme en: Facebook , Instagram y Twitter!

Sin comentarios todavía

Deja un comentario