Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia

Cristina Ruiz Fernández (Hospitalet de Llobregat, Barcelona) en abril de 2013 se plantó en Malasia sin billete de vuelta y sin más planes que disfrutar del momento. En ese viaje, Cristina ha recorrido casi todos los países del continente asiático, en solitario, sin itinerarios definidos e improvisando a cada momento. Como quien dice acaba de regresar de este viaje de 21 meses y nos lo va a contar con más detalle en las III Jornadas de Grandes Viajes que se celebran los días 17 y 18 de abril en Barcelona.

¿Qué te llevó a decidir dejar todo atrás para iniciar tu gran viaje?

En 2011 mientras realizaba el Camino de Santiago a pie y sola, sentí que mi día a día era excesivamente rutinario y que no me llenaba del todo. Tenía ganas de salir de mi zona de confort para experimentar cosas nuevas y diferentes. Empecé a darle vueltas a cuál sería la mejor manera de hacer un cambio en mi vida y al final decidí emprender un gran viaje sin billete de vuelta…. fue una decisión madurada y elaborada.

Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia-5

Mientras no viajas, ¿a qué dedicas el tiempo? ¿Cuál es tu profesión?

Soy trabajadora social. Antes de marcharme de viaje trabajé más de 15 años en el ámbito social. Desde que he regresado de mi gran viaje (Febrero 2015) no tengo claro si quiero volver a trabajar en el mismo ámbito, estoy valorando la posibilidad de dar un giro profesional… ¡¡¡pero todo está por concretar!!!

“No creo que haya una edad mejor o peor para emprender un gran viaje, creo que las etapas vitales no tienen nada que ver con la edad física”

Tres lugares a los que regresarías siempre que pudieras.

Hay dos lugares muy especiales a los que no me cansaría de regresar una y otra vez:

1) Las montañas de Nepal.
2) La región de Ladakh en el noroeste de la India.

En estos dos lugares, los paisajes naturales y humanos son excepcionales, son lugares que desde mi punto de vista “alimentan el alma”.

Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia-6

¿Recuerdas tu primer viaje?

En mi infancia los únicos viajes eran a Andalucía (al lugar de origen de mis padres) para pasar las vacaciones de verano. No comencé a viajar hasta mi juventud. Mi primer viaje fue en grupo a Nicaragua como voluntaria cuando tenía 20 años.

Dijo Abraham Lincoln que lo importante “no son los años de tu vida sino la vida de tus años”. ¿Estás de acuerdo con esta reflexión?

Sí, estoy de acuerdo. En lo que se refiere a viajar, no creo que haya una edad mejor o peor para emprender un gran viaje, creo que las etapas vitales no tienen nada que ver con la edad física. De hecho, viajando he conocido jóvenes de 20 años dando la vuelta al mundo y personas mayores de 60 años viajando por primera vez, no hay límites, en mi opinión se trata de conectar con tus deseos independientemente de la edad que tengas.

Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia-7

¿Qué ha cambiado en tu yo interior después de este gran viaje?

Creo que mientras viajaba conseguí conectar mucho más con mi yo interior y sobre todo he aprendido a escucharme con más detenimiento, eso me ha permitido conocerme un poco mejor. A nivel de percepción del mundo creo que soy más consciente que nunca de que no hay una única manera de entender y hacer las cosas. Y por último, aunque puede sonar muy tópico, me he percatado que la vida es breve, muy breve y que muchas veces permitimos que los miedos y las dudas nos detengan a la hora de perseguir nuestros sueños.

5 cosas que nunca faltan en tu mochila

Mi diario, un buen libro (para ser exactos se trata más bien de un e-book o una tablet con cientos de libros), una cámara de fotos, cepillo de dientes y un rollo de papel de váter.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Un momento que no olvidaré nunca… Estaba visitando Turtuk, un pueblecito en el Valle del Nubra (Noroeste de la India) a tan sólo 6 kilómetros de la frontera con Pakistán. Es una zona donde los turistas extranjeros sólo pueden acceder tramitando un permiso para una estancia máxima de una semana. A causa de unas fuertes lluvias se produjeron deslizamientos de tierra que dejaron las carreteras de acceso intransitables. Llevábamos una semana bloqueados sin poder movernos cuando algunos turistas se pusieron en contacto con la embajada de su país pidiendo alguna solución y de repente el ejército indio se presentó en la zona con grandes camiones y con la orden de evacuar a los turistas extranjeros. Fueron 4 horas por carretera subidos en el camión militar hasta el primer pueblo donde funcionaba el transporte público.

“En este viaje he aprendido a tolerar la incertidumbre y adaptarme a las circunstancias sin pretender que las circunstancias se adapten a mí. También que el sentido común y el instinto son tus mejores compañeros de viaje”

La verdad es que no sé si fue más emocionante para los turistas evacuados o para los miembros del ejército indio que se tomaron la evacuación como una gran operación. Los soldados no paraban de hacerse fotos con nosotros y por todos los campos militares que cruzábamos salían a saludarnos los altos cargos del ejército.

Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia-2

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino”.

No resulta fácil… Recuerdo un día en el norte de Tailandia, caminando por la montaña acompañada por dos niñas de un poblado indígena que no hablaban ni una sola palabra de inglés ni de tailandés… nuestra comunicación verbal fue nula pero durante 3 horas me enseñaron sus lugares preferidos y jugamos y bailamos y cantamos y reímos, sobre todo nos reímos. Sus sonrisas espontáneas, sanas y curiosas se me han quedado grabadas para siempre.

Recuerdo el día de mi 39 cumpleaños haciendo un trekking en Nepal, lo celebré en la cima más alta que jamás he alcanzado a 4779 metros de altitud. Llegué agotada pero inmensamente feliz y satisfecha. Recuerdo que pude asistir a 3 días de enseñanzas de su Santidad el Dalai Lama a mi llegada a Dharamsala en la India. No estaba previsto, fue pura casualidad así que viví momentos muy intensos.

¿Cuál es tu próximo gran viaje soñado?

No sé cuál será el próximo pero hay muchos que me motivarían:

• El transiberiano con parada especial para descubrir Mongolia
• El Tíbet
• Los Balcanes en autoestop

Y podría seguir y seguir…

Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia-4

Hay gente que considera la aventura como unas grandes vacaciones. Estoy seguro de que en tu gran viaje tuviste que tomarte unas vacaciones dentro del viaje. ¿Fue así? ¿dónde decidiste tomarte un respiro para reponer fuerzas?

Sí, cuando haces un gran viaje o llevas un estilo de vida nómada, llega un momento en que necesitas hacer un alto en el camino para cargar pilas. Yo me tomé unas vacaciones en Nepal, un país perfecto para relajarse, sobre todo si llegas allí después de una buena temporada en la India como fue mi caso.

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

Muy complicado responder a esta pregunta. Ha habido muchas personas anónimas con las que me he cruzado por la calle, en un bus, en un tren, en un barco, haciendo cola…. personas con las que no he interactuado verbalmente pero con las que he compartido miradas y sonrisas.

Pero bueno si tuviese que nombrar a tres en concreto:

• Un grupo de tres jóvenes de Malasia que me ofrecieron llevarme en su coche particular en un trayecto de más de 6 horas sin pedir nada a cambio, únicamente por la oportunidad de conocer a una extranjera y compartir experiencias.

• La dueña de un puestecito de comida en Borneo que se negó a cobrarme porque para ella era un gran honor que hubiese escogido su puestecito para comer.

• Una viajera francesa de 75 años que viajaba sola por la India y que nunca antes había hecho un gran viaje sola.

Cristina-Ruiz-21-meses-mochilera-Asia-3

Una vez uno se embarca en un tipo de vivencia así queda infectado por el virus del viajero. ¿Qué sensaciones has tenido a tu regreso al llegar a los que consideres tu hogar? ¿uno termina convirtiéndose en nómada para el resto de su vida?

Regresé de mi viaje (21 meses en total por Asia) en Febrero de 2015 así que creo que todavía estoy experimentando la primera fase del regreso pero me temo que sí, que los viajes son adictivos y que cuesta regresar a un estilo de vida sedentario. De momento me siento bastante desubicada como si mis puntos de referencia anteriores al viaje ahora ya no me fueran útiles. Creo que se necesita tiempo para procesarlo todo pero confío que conseguiré reubicarme jajaja

Muchos se preguntan… ¿y el amor? ¿cómo es la vida sentimental de los viajeros?

Por supuesto que es posible enamorarse de viaje, yo me atrevería a decir que es bastante probable porque cuando estás viajando estás muy receptiva y consigues conectar contigo misma y con los demás de una forma más espontánea. Y al mismo tiempo los encuentros tienen una dimensión muy especial y intensa.

¿Qué cosas has aprendido viajando sola?

He aprendido muchas cosas… entre ellas:

• He aprendido a tolerar la incertidumbre y adaptarme a las circunstancias sin pretender que las circunstancias se adapten a mí.
• He aprendido que el sentido común y el instinto son tus mejores compañeros de viaje.
• He aprendido que los medios de comunicación suelen crear ciertos miedos y alarmismos exagerados o desproporcionados.

Hay cientos de personas que no se han animado a viajar por multitud de dudas, miedos, inseguridades, presiones familiares, sociales… ¿Qué les dirías a esos soñadores que viendo tu aventura piensan que no son capaces de hacerlo o que eres un superhéroe?

Les diría que cualquier persona que se lo proponga puede hacerlo… si realmente lo deseas no lo postergues y da el paso definitivo. Os aseguro que no os arrepentiréis porque os esperan vivencias y aventuras que ni podéis llegar a imaginar… y todo va a ocurrirte por el simple hecho de poner tus pies fuera de tu zona de confort.

the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

Sin comentarios todavía

Deja un comentario