ViajandoaFull-grandes-viajes-bicicleta-2

¿Alguna vez has soñado con la idea de emprender un gran viaje? ¿Sientes que tienes demasiadas ataduras y eso te impide volar? Nosotros te contamos a continuación cómo conseguimos liberar nuestras mentes de esos corchetes sociales y comenzamos a llevar una forma de vida, en la que los grandes viajes son el objetivo de nuestros esfuerzos.

Lo primero que has de tener claro es qué tipo de viaje quieres hacer, cómo querrás moverte allá dónde vayas y cómo puedes financiar ese viaje con el que sueñas. Tras pasar por este proceso tres veces, éstas son nuestras conclusiones:

El viaje es mejor que sea abierto

Es importante saber a rasgos generales lo que se quiere hacer, pero casi por necesidad, se debe dejar gran parte a la improvisación. No te preocupes por recopilar toda la información de tus destinos, una vez allí normalmente será fácil de conseguir. La duración, tampoco creemos que deba estar prefijada de antemano, siempre surgen oportunidades o problemas que pueden cambiarlo todo, así que se flexible.

Sé autónomo a la hora de moverte

ViajandoaFull-grandes-viajes-bicicleta-4Otra de nuestras máximas, es ser autónomos a la hora de movernos. Conseguir un medio de transporte propio te permite acceder a lugares que de otra forma seria muy costoso. El transporte público también es siempre interesante y aporta otras experiencias al viaje, nuestro consejo es, consigue el transporte por ti mismo, te ahorraras dinero y disgustos, y tendrás oportunidad de contactar más con las personas del lugar.

Ahorra luego viaja

En cuanto a la financiación, siempre nos hemos financiado mediante ahorros. Si eres organizado en tus gastos del día a día y no despilfarras durante el viaje, es fácil conseguir en dos o tres años el dinero suficiente para un año de viaje. No queremos decir que haya que pasar penurias, pero por ejemplo, nosotros llevamos años sin comprarnos ropa, no compramos muebles para cada piso al que nos mudamos y vendemos las cosas que no necesitamos. Aprender a vivir ligero en tu día a día, te ayuda a no echar tanto de menos los extras de nuestra rutina cuando estás de viaje. También hay otras formas de financiación, que estamos explorando sin éxito, como conseguir algún patrocinador, vender artesanías durante el viaje o aceptar donaciones, ya sea mediante paypal o crossfounding.

Bicicleta o transporte público

Para nuestro último viaje por la costa Oeste de América, nos asaltaron varias dudas, por ejemplo, si emprenderlo como mochileros como habíamos hecho por Asia, u optar por movernos por nuestros propios medios utilizando unas bicicletas. Finalmente nos decidimos por la bici, como medio de transporte, a su favor tenía, que si bien implicaba una buena inversión al principio, es una manera de moverse libremente, poco costosa, ya que una vez tienes la bici, solo has de pagar los recambios que vayas necesitando, y por último, no contamina.

ViajandoaFull-grandes-viajes-bicicleta-3

Ante la perspectiva de la bicicleta, nos volvió a surgir otra nueva duda. Esta vez, no teníamos claro si hacer el viaje en dos bicicletas o bien en un tándem. Ambas opciones tienen sus puntos positivos y negativos. El tándem son la mitad de averías, la mitad de repuestos y se comparte el esfuerzo. Las bicicletas son más fáciles de mover, ocupan menos y es más autónomo. Nosotros nos decidimos por las bicicletas convencionales, y con ellas estamos haciendo miles de kilómetros.

Si sientes algún reparo, porque no eres una persona experta en bicicletas, te diremos que nosotros tampoco. Elegimos las bicis que se ajustaban a nuestro presupuesto, pensando en la inversión que implicaban, el partido que podíamos sacarles y nos dejamos aconsejar por otros viajeros. Aún así te diremos que no se necesita una súper bicicleta para hacer un viaje, una cuya talla se ajuste a tu físico y en la que te sientas cómodo es la mejor opción.

Accesorios

En cuanto al resto del equipo, también creemos que no es importante llevar unas alforjas que sean lo mejor del mercado, está claro que ayuda el que sean impermeables, resistentes y cómodas. Por su parte, en el terreno de los utensilios de cocina nosotros optamos por llevar una cocina que funciona con un quemador de alcohol. Creemos que es un combustible que se puede encontrar fácilmente en todo el mundo, y si no encuentras alcohol de quemar, funciona hasta con orujo. Algunos trucos para ahorrar espacio en cacharros son, por ejemplo, llevar un par de tuppers del mismo tamaño. Nosotros los utilizamos como platos, para guardar comida si sobra o si la cocinamos y no la consumimos en el momento y las tapas las usamos como tabla para cortar. Tampoco es necesario llevar unos vasos, aunque es cierto que unos plegables, son una buena opción. Nosotros no llevamos, utilizamos el cazo y las botellas de las bicis cuando queremos por ejemplo, tomar un té. No es necesario llevar un montón de cubiertos, un tenedor y una cuchara por cada y una o dos navajas multiusos son suficientes.

ViajandoaFull-grandes-viajes-bicicleta

Ropa

En la ropa, si creemos que se ha de apostar por llevar algo más técnico. Es decir, primero cuando ya tengas claro el destino, lo que puede ocurrir es que necesites ropa para varias estaciones. En ese caso, para aminorar peso es importante que la ropa sea la adecuada. Por ejemplo, un plumas compacto, unas mallas y camiseta térmica, unos pantalones desmontables, unas camisetas con buena transpiración, un cortavientos fino, y en cuanto al calzado, nosotros optamos por llevar, unas sandalias que se pueden usar para ir al monte, con suela gruesa y que no resbale, y unas zapatillas de montaña, bajas, que no se calen, que no pesen y que no sean muy duras, es decir, que sin llegar a ser unas deportivas, cumplan una función polivalente tanto en el día a día, como en terrenos más abruptos. El resto de ropa, tú te pones los máximos, nuestra idea es que ropa interior, calcetines, etc…puedes encontrar en cualquier parte, así que, está bien llevar para tener de cambio, pero sin pasarse, además siempre la puedes ir lavando. Nosotros no llevamos ropa para ir más arreglados. Durante el viaje más bien, ¡nos arreglamos con lo que llevamos!

Por ultimo, nos gustaría animar a lanzarse a todo aquel que tenga el sueño de viajar. Romper con todo es complicado, pero posible, por ejemplo nosotros ya hemos roto con tres contratos indefinidos, tal y como esta el tema laboral en España eso ya es mucho. Pero el mundo no acaba tras el viaje, las oportunidades vuelven a surgir. No hay que tener miedo a cambiar nuestra vida y volver a empezar tantas veces como se quiera. Viajar abre nuestra mente, ayuda a madurar y mejora la forma física. Por eso nosotros “viajamos a full”.

¿Pensando en cómo preparar un gran viaje y no sabes por dónde empezar?

Te recomendamos este manual de La Editorial Viajera en el que colaboramos junto a otros grandes viajeros. “Cómo preparar un gran viaje” esta disponible en formato digital. Estés donde estés podrás descargártelo inmediatamente tras efectuar el pago y empezar a leerlo inmediatamente.

como-preparar-gran-viaje-libro

– COMPRAR EN FORMATO PDF
– COMPRAR EN FORMATO E-PUB
– COMPRAR EN FORMATO MOBI

the author

Viajando a Full o Ana y Adrián, dos madrileños que nos juntamos hace más de una década. La pasión por los viajes es uno de los muchos puntos que tenemos en común. Hace seis años decidimos emprender nuestro primer gran viaje, cinco meses en furgoneta recorriendo Europa. Conducimos nuestra Renault Máster (preparada por nosotros mismos) a través de Alemania, Polonia, Hungría, Rumanía, Grecia e Italia. La experiencia fue buenísima, así que decidimos repetir. Tres años después, recorrimos como mochileros una buena parte de Asia. El cuerpo nos pedía más y en el verano del 2015 nos lanzamos a probar las bicicletas, para recorrer América de norte a sur. Formados como trabajadora social (Ana) y ambientólogo (Adrián), intentamos mimetizarnos con las culturas que vamos encontrando y realizar viajes con el mínimo impacto ambiental y social. La experiencia de otros viajeros siempre nos ha sido muy útil, gente real, con vivencias reales son la mejor guía de viaje. Esto es lo que nos motivó, para empezar a escribir acerca de nuestros viajes, esperando ser útiles a otros viajeros. Como solemos decir viajar a full.

2 comentarios

Join discussion
  1. Martin Publicado: 7 noviembre, 2015

    Que buen post. La verdad muchos de los consejos que siempre he aplicado en mis viajes. Incluso con mi abuelo (el a sus 92 años también es mochilero y tiene una gran historia de vida) durante nuestra gran travesía. Creo nunca es tarde pare emprender un viaje de tal magnitud. Adelante.
    Un gran abrazo de Ernesto y Martin.

    http://viajeconmiopi.com/
    https://www.facebook.com/viajandoconmiopi/?fref=ts

  2. ELVIAJEROMOTERO Publicado: 25 marzo, 2016

    Buenos consejos. gracias y a seguir viajando

Deja un comentario