Coche Mongol Rally

El Mongol Rally es una de esas aventuras que pueden resultar un infierno, una locura… y a veces pueden terminar convirtiéndose en el gran viaje de tu vida. Hace unos días publicábamos la primera parte de una entrevista con Javier Sobremazas, un realizador español que hizo esta loca carrera de aventura con su mochila al hombro y dos amigos. ¿Estás tan loco como él como para lanzarte en un automóvil rumbo a Ulan Bator? Muy pronto os mostraremos el trailer del documental sobre aventura de mochileros en exclusiva para Mochileros TV.

¿Qué sensaciones tuviste al llegar a la meta?

Primero alivio. Alivio por saber que nos íbamos a poder duchar, dormir en una cama, utilizar un baño, llevar ropa limpia (¡ropa limpia!). Por otro lado satisfacción por haber podido realizar un viaje tan extraordinario ayudando con ello a las ONGs con las que colaboramos. También orgullo por mis compañeros y por el equipo en sí, ya que todo salió bien y hubo muy buen rollo durante todo el viaje.

¿Cómo fue el regreso a la realidad en casa después de una aventura donde poder sentir la libertad en estado puro?

Yo creo que es un mal común entre la comunidad de veteranos del Mongol Rally. Te descoloca un poco volver a la sociedad “normal” después de haber vivido una auténtica aventura como es el Mongol Rally. Como bien dices, durante el rally nos sentíamos libres, con una misión, viviendo experiencias reales. De vuelta a casa te sientes raro en la cola del super, yendo a trabajar o viendo la gente pasar. Dios, sueno como un veterano de Vietnam.

¿Qué cosas te llevarías ahora después de haberlo hecho y qué cosas dejarías en casa?

Si tuviera que hacer el Rally mañana, me llevaría más comida en latas, alimentos deshidratados y… ¡nocilla! A veces encontrar comida nos era un poco difícil. También me llevaría más ropa de abrigo, porque en Mongolia hizo muchísimo frío y no íbamos preparados. En casa dejaría la sombrilla. Antes de salir compramos una de estas sombrillas gigantes como las de las terrazas. La única vez que la utilizamos se la llevó volando el viento en Uzbequistán.

MongolRally_entrevista2_4

Consejos para principiantes.

– Cuando termines la maleta, ábrela otra vez y quita la mitad de las cosas. No las necesitarás.
– Vas a estar TODO el tiempo en contacto con tus compañeros, así que tómatelo con calma.
– Aprende ruso. O al menos inténtalo.
– Si eres de estómago fino, cuidado con el agua y los lácteos.
– Invierte en buenos mapas (y aprende a leerlos)
– Ten mucha paciencia en las fronteras.
– Conduce con cuidado. A veces te encuentras auténticos agujeros negros en las carreteras.
– Elige un coche fiable. Si es japonés y gasolina mejor que mejor.

¿Hay que tener ciertos conocimientos de mecánica?

Siempre ayuda, sí, aunque no es imprescindible. Nosotros tuvimos la suerte de no tener casi problemas mecánicos y no teníamos mucha idea, pero sabemos de otros equipos que rompieron el coche y pudieron continuar gracias a la pericia y conocimientos de sus integrantes.

¿Qué es lo mejor de vivir una aventura de esta magnitud y por qué recomendarías a alguien vivirla?

Para mí, lo mejor fue el hecho de recorrer medio mundo por carretera, viendo cómo va cambiando el paisaje, el clima, la cultura. Estamos acostumbrados a viajar en avión y encontrarnos en otro mundo de sopetón, como si nos teletransportásemos. Sin embargo, al viajar en coche (o en bici, en burro o andando) te das cuenta de que todo el mundo está conectado, de que la misma carretera que pasa por la puerta de tu casa es la misma que cruza el Danubio en Budapest o la que sube montañas en Mongolia.

Recomendaría hacer el Rally porque es una gran experiencia. Te abre los ojos a muchas cosas, te lo pasas bien, ves sitios increíbles y, además, ayudas a gente que lo necesita. Para mí fue redondo.

¿El medio de transporte más loco que viste en tu edición?

La verdad es que no nos cruzamos con muchos equipos, pero en la salida, que fue en la República Checa, vimos unos cuantos autos locos, como unos australianos que iban en un camión de bomberos de los años 50, o unos suecos con un volvo-ambulancia que llevaron a 220km/h por la Autobahn germana.

¿Qué empresa organiza el Mongo rally qué otras carreras tienen? ¿dónde los localizamos?

Se hacen llamar “The Adventurists” y son británicos. La verdad es que son un puñado de pirados, pero en el fondo saben lo que hacen. En su web se pueden ver todas la pruebas que organizan.

Atravesásteis numerosos países, ex repúblicas soviéticas, ¿os cruzábais con compañeros del rally por el camino? Os pasábais info entre vosotros o era una carrera a lo autos locos donde cada uno se busca la vida…

¡Pues las dos cosas! En las fronteras era donde solíamos encontrarnos con los otros equipos. Muchas veces tan solo charlábamos un rato, pero otras, cuando estábamos por sitios remotos, íbamos en convoy durante varios días. Nuestro camino se cruzo varias veces con Álvaro y Andrés, que salían desde Galdakao e iban en una ambulancia. Los dos equipos pasamos muchos buenos ratos juntos.

¿Qué documentos hace falta tener en regla para hacer el rally? (documentación del coche, salud personal, seguros, visados…)

A parte de los normales, como pasaporte, carnet de conducir, seguro, etc, también se necesita:

– Visados de cada país una vez pasada la Unión Europea. Nosotros estuvimos gestionándolos meses antes de la salida.
– Permiso internacional de conducir.
– Seguro de vehículo que cubra todos los países por los que pasas (con tarjeta verde incluida)
– Seguro de viaje personal.
– Libro de vacunas al día (encefalitis, tifus, hepatitis…)

Y luego, en cada frontera te dan un montón de papeles que te van a pedir en el siguiente país. Esto es porque viajas en coche y hay mucho papeleo extra que es necesario.

Una frase con la que definirías el Mongol Rally.

Una aventura tan estúpida, que si te lo piensas dos veces no la haces. Pero si eres de los que te piensas las cosas dos veces no vales para el Mongol Rally.

the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

Sin comentarios todavía

Deja un comentario