Vicente y Marián son una pareja de inseparables viajeros que han conducido en su propio todoterreno por infinidad de rincones alrededor del mundo. Viajeros desde muy jóvenes, en 1992 iniciaron su etapa de grandes exploraciones por todos los continentes.

Entre 1992 y 1993 se embarcaron en su primera expedición, “La Ruta de Alejandro Magno”: siete meses, sesenta y cinco mil kilómetros y tres continentes (Europa, Asia y África). Al año siguiente se adentraron en “La Ruta de los Vikingos” de Madrid a Cabo Norte y regreso.

En 1994 “Reinos Perdidos de África” por África occidental. En 1996 “La Ruta del Desierto Olvidado”, dos meses por Libia, país que han cruzado en tres ocasiones. Luego llegó “La Ruta la Reina de Saba” que realizaron en cinco meses entre 1997 y 1998, viajando por seis países: Yemen, Yibuti, Etiopía, Kenia, Uganda y Tanzania. La aventura quedó plasmada en el libro “Tras las huellas de la reina de Saba”.

Con “La Ruta de los Imperios” estuvieron casi cuatro años, entre 1999 y 2003 dando la vuelta al mundo en un todoterreno. Transitaron por 5 continentes, viajando por el Magreb, Oriente Próximo, Asia Central, Asia Meridional, Sudeste Asiático, Oceanía y América.

Posteriormente, también en 2003, hicieron “La Ruta Lágrimas de Buda” por Pakistán y Afganistán. En los últimos tiempos han realizado múltiples travesías por lugares como Nueva Zelanda, Sri Lanka, Galápagos, Isla de Pascua o la Antártica. Su última gran expedición ha sido la “Ruta de los Confines de África”.

Embarcaron su 4×4 en Valencia hasta Ciudad del Cabo y durante seis meses han explorado a fondo diez países, entre ellos Zimbaue, Angola o la remota Lesotho y han recorrido unos treinta y cinco mil kilómetros.

En la actualidad preparan su próxima expedición de 9 meses siguiendo las huellas de Gengis Khan hasta Mongolia. Con esta gran ruta celebran su 25 aniversario realizando expediciones.

Si quieres conocer más sobre su viaje, visita su facebook

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Vicente Plédel, tripulante de vuelo. Nació en París. Marián Ocaña, profesora de geografía/historia y tourleader. Nació en Ceuta

¿Qué recuerdos tienes de cuando eras pequeñ@ en lo que se refiere a viajar? (Escapadas en familia, tu/vuestra primera experiencia de viaje sol@ o en grupo, historial viajero de uno de tus familiares)

Marián: al nacer en Ceuta el primer viaje que hice fue con mi familia a Marruecos. Antes incluso que a la Península. De niña me fascinaba las historias de viajes en el tiempo, y al crecer, como no han inventado ninguna maquina para viajar en el tiempo, decidí hacerlo por el mundo real para trasladarme a otros tiempos.

Vicente: de pequeño con mi familia hacíamos mucho camping por España. Al nacer en París, y tener parte de la familia allí, todos los años el viaje en coche desde España a París en un 4L era antológico. Pero mi bautizo viajero fue recorrer a los 14 años en 4×4 Islandia con mi tía francesa (casada con un islandés). Luego auto-stop, Inter-rail y mucha mochila. También cursando la carrera universitaria de arquitectura, con el programa IAESTE estuve trabajando en Oriente Medio y eso me permitió recorrer de mochilero Jordania, Siria, Egipto e Israel.El primer viaje que hicimos juntos fue en coche propio desde España hasta la llamada Europa del Este y Asia Menor y desde entonces nos hemos parado.

¿Qué te ha aportado viajar que no lo hayan hecho otras aficiones o hobbies que tienes?

TODO. Es nuestra forma de vida, nos ha convertido en lo que somos ahora. Y nos ha permitido conocer en primera persona lo que piensan, sienten o padecen personas reales en países reales sin tener que creernos todo lo que la prensa quiere mostrarnos según su punto de vista e intereses, que es muy diferente o sesgado a lo que luego te encuentras en la realidad, para mejor o para peor.

¿Qué ha cambiado en tu yo interior después de este gran viaje?

Entre otras muchas cosas que a los países no los definen sus gobernantes, los definen sus habitantes. Que a los medios les encantan definir o presentar a los países por sus desgracias o por sus mayores impresentables y luego hay mucho-mucho más.

5 cosas que nunca faltan en tu mochila (en vuestro caso en el todoterreno)

Una cámara de fotos y vídeo, portátil con GPS y mucha música, latas de cocido/lentejas/fabada para ocasiones especiales (cuando vamos en 4×4 y el peso no es problema, je,je), gafas de sol, tapones para dormir.

Cada vez más viajeros buscan la forma que más se ajuste a sus habilidades para traviajar y extender la duración del viaje. En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos has hecho para ganarte la vida?  ¿Qué tipo de trabajos recomendarías? ¿En tu filosofía es compatible viajar y trabajar?

En nuestro caso, transmitimos en directo y nuestras rutas son muy largas (hasta de 4 años en una ocasión) pero no paramos para trabajar en los países recorridos. Al regreso publicamos la expedición en forma de reportajes fotográficos y escritos, documentales con las grabaciones, informes, conferencias y exposiciones. De todas formas, creemos que es perfectamente compatible viajar y parar en un lugar a trabajar, es una experiencia diferente y también enriquecedora.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Cuando recorrimos solos con nuestro coche Cachemira en India. Era imperativo hacerlo en convoy pero finalmente lo hicimos solos (es una larga historia relatada en la crónica 51 de www.ruta-imperios.com) y cuando acampamos, a las dos horas nos despertó una patrulla del ejercito indio y acabamos en medio de la noche buscando terroristas por las montañas himalayas a la luz de los focos de nuestro 4×4 sin saberlo.

¿Eres de los que viajas con seguro o sin seguro :)? ¿Has estado enfermo en viaje?

La mayoría de las veces sin seguro pero la próxima ruta (1 año, Ruta Gengis Khan) sacaremos un seguro, que es lo aconsejable y además muchos países ya lo exigen para entrar. Enfermos, enfermos de verdad nunca. Tan solo los inevitables “problemas estomacales” por los que pasamos todos los viajeros.

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino y no volver a la oficina”.

Hay muchos, pero uno de los momentos más emocionantes fue en el Himalaya de Pakistán, por la carretera Kakakorum. Estábamos recorriendo una pista super estrecha e infernal de montaña desmoronándose a la izquierda y con un profundo abismo de vértigo a la derecha, adrenalina a tope. De repente en una de sus curvas apareció el sol radiante en un cielo azul intenso con los picos himalayos nevados y un espectacular valle a sus pies con un pequeño oasis que parecía un espejismo. Sentimos una inmensa sensación de felicidad contemplando aquella belleza tras jugarnos la vida. Nos creímos capaces de comernos el mundo y de enfrentarnos a lo que fuese. ¡Qué belleza y qué subidón de adrenalina! Quizás los 4.000 metros de altitud y la falta de oxígeno influyesen también jajaja

“Cuanto más loca es la aventura más cuerdo ha de ser el aventurero” G.K. Chesterton

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

Bueno, es difícil decir sólo tres. En general la hospitalidad innata de los turcos, de los iraníes, de los pakistaníes y de todos los pueblos musulmanes en general. Nunca podremos olvidar la cantidad de manos amigas y hogares de gente desconocida que nos han acogido con tanto cariño siendo unos absolutos extraños por Turquía, Irán y Pakistán.

¿Qué sensaciones y pensamientos habéis tenido con la vuelta a casa? ¿Ha sido dura la descompresión?

Tras más de 110 países recorridos nunca en la vida hemos echado de menos la casa. Volvemos porque hay que volver algún día. Hemos adquirido tal capacidad de adaptación que la vuelta a casa sólo es otra etapa más para prepararnos para la siguiente ruta, como ahora con la inmediata Ruta Gengis Khan (12 meses desde España a Mongolia y regresar) y que se puede vivir en directo.

¿Qué os ha aportado el viaje a vuestra relación? ¿es importante encontrar los momentos de soledad para estar con uno mismo solo?

Llevamos muchos muchos años juntos conviviendo codo con codo, especialmente cuando viajamos. Durante la vuelta al mundo de la Ruta de los Imperios fueron casi cuatro años las 24 horas del día juntos, con todo lo que eso conlleva. Todo eso nos ha hecho convertirnos en una pareja muy compenetrada. Lo sabemos, suena empalagoso pero es la verdad (risas).

Vuestra cita viajera preferida y/o libro que recomendaríais a un novato viajero.

Algunas citas que nos gustan son:”No hay nada imposible para aquel que lo intenta” Alejandro Magno; o “Cuanto más loca es la aventura más cuerdo ha de ser el aventurero” G.K. Chesterton, escritor británico.

Libros podemos recomendaros tres: uno práctico, otro clásico de viajes y el nuestro (risas). El primero es imprescindible y muy recomendable, se llama “Cómo preparar un gran viaje” de Pablo Strubell e Itziar Marcotegui (da muy buenos consejos). El segundo “Noticias de Tartaria” de Peter Fleming; Trata sobre un viaje que hizo el autor con su compañera periodista Ella Mailart en 1935. El relato esta impregnado de ese singular y sarcástico sentido del humor británico que nos hizo disfrutar y reír de lo lindo viajando con ellos a pesar de todo lo que les ocurrió por esa zona del mundo (estábamos ahí cuando lo leímos). Y por último nuestro libro “Tras las huellas de la Reina de Saba” que relata nuestra fascinante expedición por Yemen, Yibuti y Etiopía.

Por último, un viajer@, persona anónima o inspiradora, que haya contribuido a que hoy no pienses en dejar de viajar.

Para Marián, Vicente. Él me descubrió esta forma de vida y no puedo imaginarla de otra manera. El y los viajes que hemos vivido juntos son los que han conseguido que tenga una vida plena, feliz y repleta de emociones. Después de tantos años tiene un entusiasmo contagioso y unas tremendas ganas de viajar y emprender nuevos proyectos, más vivas, si cabe, que cuando empezamos.

Para Vicente. Mi tía Dominique, cuando se casó con un islandés, se quedó a vivir en Islandia y me invitó con 14 años. Allí tuve mi primera gran experiencia viajera dando la vuelta a Islandia en 4×4, acampando, cocinando en cualquier lugar. Era todo improvisando, pidiendo permiso a los granjeros. Islandia era muy salvaje y sin carreteras cuando fui la primera vez. Mi tía completó aquella experiencia regalándome mi primer equipo de fotografía de la marca rusa Zorki.

 





the author

Nómada digital, reportero y travel blogger profesional con miles de kilómetros e historias de mochila a la espalda. Presentador de #FueraDeRuta en el programa TIPS de La2 de TVE y un amante del viaje y la aventura, ¿te vienes? ¡Sígueme en: Facebook , Instagram y Twitter!

Sin comentarios todavía

Deja un comentario