Taganga-costa-playa-Colombia

Colombia es un país que tiene montañas, selva, dos costas diferentes (una en el Océano Pacífico y una en el Mar Caribe), el eje cafetero y una vasta zona llana dedicada a la agricultura y ganadería. Además de los atractivos naturales, el tercer país más grande de Sudamérica se destaca por la amabilidad y cordialidad de su gente. Debido a todos estos atributos, quienes planifiquen viajar hacia estas tierras deben tener bien en claro la ruta a seguir, la zona a visitar y lo que se desea hacer. Nosotros nos propusimos recorrer la zona de la costa caribeña.

Santa-Marta-Centro-Historico-Colombia

El viaje comenzó en la ciudad de Santa Marta, la cual es conocida por su historia. Su gran atractivo es el centro colonial, poseedor de calles estrechas, coloreadas estructuras y amplias plazas que sirven de cobijo del fuerte sol. La mejor opción para hospedarse es dentro del límite de este sitio, ya que se tiene todo cerca, a no más de cinco cuadras, y circulan todas las “busetas” (minibuses del estilo de las camionetas viajeras Volkswagen) que recorren toda la ciudad a un bajo precio. Todas ellas poseen carteles en sus parabrisas que indican el recorrido, sólo hay que avisarle al chofer el destino hacia el que uno se dirige y estar atento para no pasarse del mismo.

Taganga-camino-playa-GrandeA pocas cuadras del centro histórico, se levanta el mercado, una zona donde abundan los puestos callejeros y locales donde se ofrecen todo tipo de productos: ropa, tecnología, películas, comida, frutas y verduras. El visitante podrá encontrar aquí lo que desee a un precio razonable y también se podrá familiarizar con olores y sabores locales así como con la música colombiana.

La clave para comprar a lo largo de la ciudad y a lo largo de todo el país, ya sea paquetes turísticos, mercadería, ropa, tomar un taxi o artículos de cualquier tipo, si es que no está rotulado con el precio, es aplicar el arte del regateo. Se impresionarán de todo lo que se pueden ahorrar empleando esta herramienta.

La ciudad de Santa Marta también posee dos playas: una a la que se puede llegar caminando desde el centro histórico, aunque los samarios, gentilicio de los habitantes de esta ciudad, recomienden taxi o bus, y otra que queda más alejada, llamada “El Rodadero”. Las busetas que van hacia allí están identificadas por un cartel con el nombre del lugar. La parada del bus es a pocas cuadras de la arena, sólo hay que indicarle al chico encargado de cobrar el boleto de que no se olvide de avisar cuando se esté por la zona. En esta playa rodeada de edificios, puestos de comida, sombrillas y muchos, muchos vendedores ambulantes, casi todo se cobra.

Santa-Marta-Playa-Rodadero-Colombia

Una mejor opción para disfrutar del mar y la arena, se sitúa a 15 minutos en buseta desde el mercado “samario”. Un pueblo de pescadores se levanta en la bahía que se ubica entre montes áridos, donde se respira una atmósfera mucho más relajada: Taganga. En este sitio, uno puede refrescarse en las aguas verdes transparentes de la playa del centro o en Playa Grande, a la que se accede luego de una corta caminata.

Taganga-costa-panoramica-playa-Colombia

Con una variada opción gastronómica, lo más aconsejable es disfrutar de una comida típica en los restaurantes que dan a la playa (se sirve pescado, acompañado de patacones -plátano frito-, arroz y ensalada) o de unas deliciosas arepas (masa de harina de maíz rellena de mantequilla, queso, pollo o carne), porciones de pizza o brochettes en los puestos de la calle.

La oferta hotelera en Taganga también es extensa. En el pueblo existe una zona llamada Hollywood, donde se puede conseguir el menor precio. Al no ser muy turística esta zona, les aconsejamos a los futuros viajeros no caminar por las calles con tecnología visible, ni moverse de madrugada, para evitar cualquier inconveniente. Después de nuestra experiencia en estos dos sitios, los consideramos como lugares que no pueden dejar de visitarse por ningún viajero que planifique conocer la zona caribeña colombiana. Las facilidades de traslado, costos y la buena onda de ambos lugares, nos cautivaron. Invitamos a todos los mochileros a que los descubran y nos compartan su propia experiencia.



the author

Somos Ezequiel Vilas, técnico en Comunicación Social, y Noelia Córdoba, vendedora en una multinacional estadounidense de insumos de computación. Cansados de la rutina de todos los días y ansiosos por recorrer América con la mochila al hombro, renunciamos a nuestros trabajos para hacer realidad este sueño. La aventura comenzó en marzo del 2014 en la ciudad de Caracas. Nos proponemos llegar hasta México y después bajar por la costa del Pacífico hacia Argentina nuevamente. ¿Nos acompañáis en este camino por estas tierras llenas de culturas, tradiciones y gente encantadora? Sigue sus peripecias en Mochileros TV y en nuestra página de FB Andar de Viaje.

1 comentarios

Join discussion
  1. Angie Rubí Publicado: 17 Febrero, 2017

    gracias!! 😀

Deja un comentario