The Patitas en el Mundo

En noviembre de 2013 Marta y Marina, después de celebrar una despedida multitudinaria de varios días en la que aprovecharon para casarse, comenzaron una vuelta al mundo de casi dos años que las llevó por el continente americano y el asiático.

Viajaron por tierra en todo tipo de vehículos, por mar con todo tipo de experiencias y por aire lo justo e imprescindible. Han acampado en bosques de Estados Unidos, dormido en peluquerías en Myanmar, aplicado la picaresca para ahorrarse unos dineros en entradas, convivido entre gurús de la meditación aquí y personas sin papeles bajo el sueño americano allá. Han reído, llorado, se han puesto al límite en algunas ocasiones, pero, ante todo, lo que han hecho es disfrutar y conocer del mundo en el que vivimos.

Marta y Marina contará su experiencia como mochilera el domingo 29 de mayo en las IV Jornadas IATI de Grandes Viajes de ‪‎Madrid (28 y 29 de mayo de 2016). ¿No pudiste acudir al evento? Suscríbete al canal de Youtube de Mochileros TV y podrás ver todas las charlas gratis en diferido →→→ ¡QUIERO SUSCRIBIRME!

Si quieres conocer más sobre su viaje, visita la web www.thepatitasenelmundo.com

The Patitas en el Mundo

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicáis el tiempo cuando no viajáis- y lugar de nacimiento.

Marina Martínez, Alcalá de henares (Madrid). Actriz
Marta Muñoz, Viladecans (Barcelona). Técnico de laboratorio.

¿Qué os llevó a decidir dejar todo atrás para iniciar vuestro gran viaje?

La necesidad de querer saber qué se siente cuando viajas sin billete de vuelta, sin la presión del tiempo. Los viajes de vacaciones se quedaban cortos. Habíamos viajado mucho antes del gran viaje y la pregunta a la vuelta siempre era la misma ¿A qué país irías ahora? ¡ah! y la determinación de cumplir un sueño.

The Patitas en el Mundo

¿Recordáis vuestro primer viaje?

Marina: A Mallorca de fin de curso en el cole. Un fin de semana intenso en el que acabé llorando de vuelta a casa. Se estaba tan bien conociendo nueva gente…
Marta: El más representativo fue cuando fui a Egipto. Me fascinó descubrir la cultura musulmana.

¿Qué ha cambiado en vuestro yo interior después de este gran viaje?

Hemos visto que el mundo sigue siendo humano. La solidaridad y generosidad que existe en cualquier parte es increíble. El dar sin esperar nada a cambio. Sentimos que estamos en deuda y que la vida es muy corta como para no vivirla como se merece.

The Patitas en el Mundo conduciendo en coche

5 cosas que nunca faltan en vuestra mochila.

Navaja suiza, cuerda, saco de dormir, bikini y libreta y boli.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayáis vivido en vuestro gran viaje?

Podríamos detallar cientos…Por ejemplo el día que llegamos a la casa de un couchsurfer en el sur de Estados Unidos y mientras nos enseñaba la habitación donde íbamos a dormir, nuestros ojos no se podían despegar de la pistola (real) que había en la mesita de noche, o una noche de camino a Cuzco (Perú), en la que el bus en que viajábamos se quedó sin frenos en la bajada de una montaña mientras las cholitas gritaban y rezaban a partes iguales, o…

¿Algunos momentos que recordéis de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino”.

Recorriendo en moto la isla de Flores en Indonesia mientras te cae el monzón encima, e intentas resguardarte en el porche de una casa y acabas con toda la familia más vecinos tomando café, aprendiendo los números en indonesio y enseñando a los niños la canción del “pollo, eeeelll pollo, el pollo con una pata….”

La paz suprema que respiramos en el carguero que nos llevó en 4 días hasta Iquitos (Perú), los atardeceres y la relación que trazamos con la gente fue para seguir camino siempre.

The Patitas en el Mundo

¿Qué sentimientos/reacciones ha despertado vuestro viaje en otros viajeros o locales con los que os habéis cruzado?

Incredulidad entre locales de que dos mujeres “SOLAS” estén haciendo un viaje así. Admiración entre los más allegados y envidia sana entre algunos viajeros. Somos conscientes de que, el contar nuestras historias en el blog, ha causado mucha emoción y gratitud por acercar otros mundos a personas que no tienen la posibilidad de visitarlos.

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

¡Muchas más de tres! Pero mencionaremos a un señor tailandés que nos recogió en una autopista y nos llevó hasta la frontera con Myanmar, más de 200 kilómetros, cuando él iba al pueblo de al lado. Además de hacernos un “tour turístico” por el camino y comprarnos todo tipo de frutas. Le nombramos a él pero en realidad es una representación de muchos que nos levantaron en la ruta.

The Patitas en el Mundo

Recordamos con especial cariño a todas las personitas de un poblado en las montañas salvadoreñas que nos recibieron con todo el amor del mundo y nos dieron mucho sin tener nada. Mención especial también para una señora que preparaba hamburguesas riquísimas en la calle en La Paz, Bolivia, la cual a la pregunta de ¿qué tal, cómo va? respondía: “Aquí, luchando duro por la vida”. En representación a todas las doñas que nos han alimentado y cuidado en todos los puestos callejeros y mercados del mundo como auténticas madres luchadoras.

Una vez uno se embarca en un tipo de vivencia así queda infectado por el virus del viajero. ¿Qué sensaciones habéis tenido a vuestro regreso al llegar a los que consideréis vuestro hogar? ¿uno termina convirtiéndose en nómada para el resto de su vida?

Nosotras ya estábamos muy infectadas antes de este viaje. ¿Nómadas de la vida? Quizá viajeras empedernidas. Huímos de las ataduras, eso sí. Sensaciones a la vuelta, muchas y variadas que te sumergen en una montaña rusa de emociones. Desde el querer y valorar mucho más lo que tienes aquí y de dónde vienes, tus raíces, hasta el no entendimiento de por qué limitamos nuestras vidas cuando hay un sinfín de formas de vivir y todas igual de válidas. La sensación de haber evolucionado un 200% e intentar encajar en un puzzle donde tu ficha no entra.

The Patitas en el Mundo

Muchos se preguntan… ¿y el amor? ¿cómo es la vida sentimental de los viajeros? ¿Qué os ha aportado el viaje a vuestra relación? ¿es importante encontrar los momentos de soledad para estar con uno mismo solo?

El viaje nos ha aportado como pareja una unión que va más allá del plano amoroso, es difícil de explicar, la conexión es total. Además de aportarnos un objetivo profesional en común. Y sí, es importante encontrar momentos de soledad para estar con una misma, cosa que nos parece más fácil estando de viaje que en tu ciudad. Que estés viajando con alguien no quiere decir que las 24 horas estéis hablando y pegadas la una a la otra, de hecho a veces durante jornadas largas de transporte, mirabas a tu lado y te sorprendías “¡ah! que estás aquí”.

Hay cientos de personas que no se han animado a viajar por multitud de dudas, miedos, inseguridades, presiones familiares, sociales… ¿Qué les diríais a esos soñadores que viendo vuestro aventura piensan que no son capaces de hacerlo o que sois unas superheroínas?

Que las cosas no son tan difíciles como parecen a simple vista, que se relajen, que dejen de vivir desde el miedo y sobre todo, que vivan su vida y no la de los demás, solo tenemos una y es nuestra.

the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

Sin comentarios todavía

Deja un comentario