Para viajar hay que entrenarse. Es fácil pero no tanto. Como mochileros low cost hay que aprender a adaptarse en cada momento, entablar conversaciones en idioma de manos y gestos, comer cosas nuevas todos los días, presentarse constantemente ante desconocidos, ser aventurero, cordial, simpático, perder la vergüenza, dejarse ayudar… La lista sigue, pero lo único que no hay que ser para viajar y “aventurear” es millonario.

Se necesita dinero para algunas cosas, pero no hace falta hacer cálculos de eternos ceros. Para organizar un buen viaje, lleno de anécdotas, las mejores cenas en el living de algún anfitrión local y recorrer miles de kilómetros descubriendo lugares no tan turísticos pero inolvidables; lo que hace falta es investigación previa y varias horas de búsqueda con algunas webs que facilitan y economizan los viajes.


Viajes económicos via Shutterstock

Lo primero y principal es el vuelo. Seguramente ya conocen Skyscanner, un buscador general de pasajes que luego lleva a múltiples páginas webs para realizar la compra. Mi recomendación es no buscar sólo el destino final al que quieren ir, sino también la zona o el estado. De esta manera a veces se encuentran super ofertas. Los destinos más populares están muy bien conectados con sus alrededores. Es por eso que si quieren ir, por ejemplo a San Francisco, puede ser buena idea volar a Oakland (desde el mismo aeropuerto sale el tren local, BART, que llega directo al centro de San Francisco en quince minutos y cuesta entre 3 y 5 dólares) o a San José (también tiene aeropuerto internacional y buena conexión de autobuses).

En mi experiencia, el mejor amigo de Skyscanner y los mochileros low cost es Rome2Rio, un buscador mundial que abarca todos los medios de transporte disponibles de un lugar a otro. Sirve específicamente para terminar de entender si es rentable o no la combinación.

Los Estados Unidos es uno de los destinos más caros del mundo. Recuerdo cuando aún me peleaba con este concepto y pensaba qué tan caro puede ser e inmediatamente después ir al supermercado y pagar un dólar por una banana o 2 dólares por un sólo tomate. En Hawaii era más barato una hamburguesa con papas fritas en un fast food que comprar una bolsa de pan en el supermercado. No tienen gran oferta de vuelos low cost (aunque poco a poco va creciendo) y ver los precios de los alojamientos por noche es desalentador. No, pero no hay que desesperar que ahora se viene la mejor parte de descuentos aventureros: papel y lápiz en mano.

Para moverse

Si serán grandes las distancias de EEUU. Para los que están acostumbrados a moverse de mochileros low cost por Europa les tengo un pésimo dato: los pocos trenes que hay son muy costosos y no llegan a todas partes. Empecé este artículo diciendo que no era fácil y que hay que adaptarse a las nuevas situaciones. Así es, aquí lo van a poder poner en práctica.

+ Chinatown Bus

Es de lo más económico que van a encontrar para moverse en autobuses (y muy buena opción si quieren saber lo que se siente estar en China por unas horas ya que todas las instrucciones y carteles están sólo en su idioma). Sale de los Chinatown y llega, obviamente, al Chinatown de la ciudad de destino. Por ejemplo desde Nueva York hasta Boston pueden pagar 20 dólares, mientras un pasaje en avión cuesta más de 80 y el de tren más de 100. Atentos que también, si buscan con tiempo, pueden encontrar algún ofertón en Megabus.

+ Compartir coche o “autoestop consciente” (como me gusta llamarlo)

Mujer haciendo autostop via Shutterstock

Hay varias páginas webs en las que los particulares publican sus viajes futuros en coche tanto como para compartir gastos como para no viajar solo. Es cuestión de buscar el destino y la fecha aproximada, ver los que están publicados y ponerse en contacto para coordinar el encuentro y la forma de pago (a veces se paga por adelantado, otras en el coche, dependiendo del sitio web).

Debo aclarar que soy una gran consumidora de este servicio porque es una excelente manera de conocer gente local, suele ser más rápido y hasta a veces, más económico. También debo decir que en USA no todas las páginas piden un usuario, por lo tanto no tienen ni comentarios ni puntuación del conductor (a diferencia de Blablacar que se usa en Europa). Ante cualquier duda pueden ponerse en contacto con el conductor, pedirle información o Facebook y preguntarle todo respecto al viaje: horarios, salida, precio, acompañantes, cuantas paradas harán, cuántos pasajeros van, si fuman o no, mascotas…. En fin, todo lo que sea necesario y los haga sentir seguros y cómodos para disfrutar.

Craigslist Rideshare
Carpool
Ridester

+ Relocation

Chicas conduciendo via Shutterstock

Resulta que las compañías de alquiler de coches necesitan trasladar aquellos que fueron sacados de un destino y entregado en otro. Es por eso que se puede llegar a conseguir coches normales o hasta una autocaravana gratis o a 5 dólares el día. Ventajas: todas. Desventajas: hay que cumplir con los plazos que dan en el empresa (pueden dar de 3 hasta 8 o incluso 10 días para ir de un lugar a otro) aunque a veces se puede alquilar unos días más (a precio normal) y estirar el viaje hasta destino. Algunas compañías pagan la gasolina y el seguro de riesgo total. Cada coche tiene su especificación de cantidad de pasajeros. Hay que anotarse con mucha anticipación y estar atento a las nuevas publicaciones de la web.

+ Cruceros

Mujer haciendo autostop via Shutterstock

Bueno, no es la opción más económica pero lo cierto es que es una buena manera de recorrer lugares insólitos o muy pequeñitos y llegar a destino bien comido, bien dormido y con algo de fiesta encima. En vacationstogo.com hay grandes ofertas y descuentos de último momento para este tipo de viajes.