Su gran viaje comenzó en agosto de 2015 en Nepal, en un recorrido que abarcó India, Sri Lanka, Japón, Vietnam, Laos, Tailandia, Birmania, Malasia, Singapur y Filipinas. Por cuestiones laborales tuvieron que partir el viaje a los seis meses para volver a Madrid durante otro medio año. Esto les sirvió para recargar pilas, ver a los seres queridos y acumular más ganas de viajar (si eso era posible).

La segunda parte del viaje comenzó en agosto de 2016: volaron a Malasia y desde allí saltaron a Indonesia, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Uruguay, Bolivia, Perú, México y Cuba. Dejando una parte de ahorros para cuando volvieran a Madrid, consiguieron reunir 30.000 euros para los dos como presupuesto anual. Eso suponía unos 50 euros al día para los dos. Al final se han gastado algo más de lo previsto ya que han incluido el buceo en su aventura.

De su aventura vuelven con más ganas de viajar y de seguir conociendo mundo, pero esta vez lo harán un mes al año, tiempo que les permiten sus trabajos. El resumen de su aventura es 355 días, 23 países visitados y 55 vuelos completados.

Irene y Víctor contarán su experiencia el 2 de abril en el Auditorio del Instituto Beatriz Galindo (C/ Goya 10, Madrid) en las V Jornadas IATI de Grandes Viajes. ¿No puedes acudir al evento? Suscríbete al canal de Youtube de Mochileros TV y podrás ver todas las charlas gratis en diferido →→→ ¡QUIERO SUSCRIBIRME!

Si quieres conocer más sobre su viaje, visita su blog madridyanonosquiere.com.

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Víctor Cuadrado García, profesión fisioterapueta, nacido en Madrid. Irene García Moreno, periodista nacida en Madrid.

“Creo que ahora somos menos consumistas, más tolerantes, más pacientes y sobre todo hemos aprendido a valorar más las cosas buenas de nuestro entorno”

¿Qué recuerdos tienes de cuando eras pequeñ@ en lo que se refiere a viajar?

Víctor: con mi familia siempre hemos viajado bastante, sólo por España recorriendo la costa gallega y algunas islas. Pero mi primer gran viaje fue a los 16 años cuando decidí pasar un verano en Inglaterra para mejorar el inglés. Cada vez me fue picando más el gusanillo de viajar y en cuanto tuve la edad y el dinero necesario, preparé con mis amigos un interrail de un mes para viajar por Europa como auténticos mochileros con tienda de campaña incluida. Fue maravilloso y lo volví a repetir unos años después.

¿Qué te ha aportado viajar que no lo hayan hecho otras aficiones o hobbies que tienes?

Para nosotros viajar es lo que más nos ha abierto la mente. Conocer otras culturas y otras formas de vivir nos parece esencial para poder tener una visión global del planeta. Al viajar tantos meses nos hemos dado cuenta de las pocas cosas materiales que se necesitan para ser feliz y también de la suerte que tenemos que haber nacido en España donde se vive estupendamente.

¿Qué ha cambiado en tu yo interior después de este gran viaje?

Creo que ahora somos menos consumistas, más tolerantes, más pacientes y sobre todo hemos aprendido a valorar más las cosas buenas de nuestro entorno.

5 cosas que nunca faltan en tu mochila

Una cámara de fotos, gafas y tubo para hacer snorkel, poncho chubasquero, crema solar y una buena novela de misterio.

Cada vez más viajeros buscan la forma que más se ajuste a sus habilidades para traviajar y extender la duración del viaje. En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos has hecho para ganarte la vida? ¿Qué tipo de trabajos recomendarías? ¿En tu filosofía es compatible viajar y trabajar?

Nosotros nos hemos tomado un año sabático para poder dedicar cada día a descubrir nuevos lugares y experiencias. Nunca nos hemos planteado trabajar estando de viaje.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Hemos tenido una especie de imán para los desastres naturales. Por pocos días u horas nos hemos librado de la erupción en un volcán en Indonesia, un terremoto en Nueva Zelanda, riadas en Bolivia, atentados en México… Aún así nunca hemos sentido un peligro real estando de viaje.

¿Eres de los que viajas seguro o sin seguro :)? ¿Has estado enfermo en viaje?

Durante el año de viaje siempre hemos tenido seguro contratado y afortunadamente nunca lo hemos necesitado para temas sanitarios. En alguna ocasión hemos estado algo fastidiados de salud pero nada grave como para tener que ir al hospital y hacer uso del seguro. Aunque parezca increíble se pueden comprar medicinas en todos los países que hemos visitado.

“Como pareja el viajar solo nos ha aportado cosas maravillosas, tener a alguien que te ayude en los momentos de bajón y que pueda compartir esos lugares maravillosos”

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino y no volver a la oficina”.

Lógicamente tenemos muchos momentos de subidón donde casi hemos llorado de la felicidad del momento. De los más increíbles han sido un amanecer en el Himalaya, bucear en Borneo con millones de peces y tortugas, un amanecer en Bagan y la inmensidad de las cataratas de Iguazú.

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

Al poco de empezar en Nepal conocimos a un chico que había nacido en Tíbet pero por cosas del destino estaba atrapado en las montañas de Nepal sin pasaporte, sin poder salir y siendo ciudadano de ningún país. Esa historia nos marcó bastante sobre todo por la resignación con la que se lo había tomado el chaval.

Nos sorprendió mucho en India cuando un grupo de universitarios nos hicieron miles de preguntas sobre el sexo, en su país es un tema tabú y la verdad que nos dieron penita de la desinformación que tenían con más de 25 años.

Para finalizar nuestra amiga Rosa, una señora prejubilada y viajando sola por el mundo con más energía que cualquier otro mochilero joven que hayamos conocido.

¿Qué sensaciones, pensamientos… has tenido con la vuelta a casa? ¿Ha sido dura la descompresión?

Cuando volvimos la primera vez a Madrid después de estar tantos meses en Asia, nos pareció que la gente iba acelerada y estaba como enfadada. Nos costó una semana volver al ritmo frenético de la capital pero la verdad que nos adaptamos muy bien. En esta segunda parte como estuvimos los últimos meses en Sudamérica, la vuelta ha sido menos agresiva en cuanto al idioma y las costumbres. Aún así muchas noches nos despertamos sin saber muy bien por donde andamos.

Muchos se preguntan… ¿y el amor? ¿cómo es la vida sentimental de los viajeros? ¿Qué os ha aportado el viaje a vuestra relación? ¿es importante encontrar los momentos de soledad para estar con uno mismo solo?

Como pareja el viajar solo nos ha aportado cosas maravillosas, tener a alguien que te ayude en los momentos de bajón y que pueda compartir esos lugares maravillosos. Es cierto que se necesita de vez en cuando momentos de intimidad y no compartir habitación pero la confianza que hemos ganado como pareja ha sido enorme.

Tu cita viajera preferida y/o libro que recomendarías a un novato viajero.

Pues lo que voy a hacer es no recomendar que los viajaros se rijan tanto por la Lonely Planet, es cierto que muchas veces te puede sacar de algún apuro pero nosotros hemos viajado sin guía y proponemos a los mochileros que pregunten a la gente local y se dejen llevar por su propio instinto.

Por último, un viajer@, persona anónima o inspiradora, que haya contribuido a que hoy no pienses en dejar de viajar.

Sin duda una pareja de canadienses que conocimos en Malasia que estaban dando la vuelta al mundo por quinta vez en su vida. Cuando les contábamos nuestro itinerario siempre nos decían, chicos, id tranquilos que siempre podréis volver a esos sitios maravillosos. De mayor queremos ser como ellos.