Roving-Snails-Marta-Burma

Hay mil formas de ahorrar en los viajes, de reducir gastos, de conseguirlo todo al mejor precio. Después de una primera tanda de 6 consejos de autoestopistas para viajar más lejos por menos, es el turno de la segunda parte para que veas que el arte de viajar a dedo o haciendo autostop está al alcance de todos.

7. Comparte.

7. Comparte.

Compartir habitación. Compartir postre. Moto de alquilar. Taxi. Excursiones. Tiempo. El viajero casi nunca esta solo (si no quiere) y compartiendo con otros se abaratan costes y se gana confianza para animarse a hacer cosas que uno solo no querría (véase autoestop, acampada, recetas de campingas en la terraza del hostal…). Si viajas solo, no te apures, en muchos sitios encontraras otros viajeros en solitario con ganas de compartir la mañana, el día o la semana con alguien más. Y si te alojas con couchsurfing, acuérdate de que no todo tiene que ser gratis, invita a tu anfitrión a lo que te puedas permitir. Compartir no es un gasto cualquiera. Y siempre merece la pena.

8. Si quieres trabajar a cambio de alojamiento, ofrécete.

Voluntario Recolectando Bambu Laos

A veces no es necesario tenerlo todo organizado a través de Helpx o Workaway. Basta con preguntar en un hostal, agencia de ecoturismo o bar de playa y estar listo para invertir un poco de tiempo en el proyecto de otro. Aunque estuvimos suscritos a varias páginas durante un tiempo, al final sólo utilizamos una de housesitting, todo lo demás (pelis, hostales, fotografía, talleres, pintar mapas, cuidar animales, ayudar en huertos…) nos salió por el camino de forma improvisada. Que no te de corte preguntar. Todos sabemos hacer algo que otra persona puede necesitar.

9. Observa y aprende (trucos para viajar barato en cada país)

Observa. La gente acampa en parques en Iran.

A donde fueres haz lo que vieres. Tú serás extranjero, pero ellos no. Observa y aprende de los maestros, cómo disfrutar del día a día con poco dinero. En Turquía aprendimos a jugar al backgammon y nos pasamos horas en teterías, parques, casas y gasolineras haciendo migas con quien fuera. En Irán nos dimos cuenta que acampar en los parques era algo normal. En India, varias veces, alquilamos habitación y cocina en alguna casita de pueblo por muy poco dinero, y además pudimos ayudar a los vecinos comprando las verduras directamente de sus huertos. A veces viajar significa pararse a mirar.

10. Sal de los circuitos (pon rumbo a donde nadie vaya)

Sal del circuito. En Manipur nos pidieron anonimato_India

Merece la pena perderle el miedo a salirse de la ruta. Usando más los mapas que las guías turísticas muchas veces nos alejamos de circuitos pre-diseñados, donde todo está ya listo para que lo consumamos. Es cierto que por ponernos a caminar por sitios poco transitados, en los que moverse requiere tiempo y paciencia, uno se puede quedar sin tiempo de visado para tachar ciudades. Pero a cambio el viajero se encuentra con historias, gente y paisajes de las que poco sabía antes de salir de casa. Con ganas suficientes, ojos abiertos y los consejos anteriores, los sitios menos turísticos pueden ayudar a tu bolsillo mochilero. Pero aunque no fuera así, desviarse para ir a un lugar que te llame por lo que sea, siempre merece la pena.

11. Apunta lo que gastas

Apunta gastos. zanahorias amarillas 25 som_Kirguistan

Lo tenemos comprobado: si apuntamos los gastos, los controlamos más. No se trata de andar todo el día contando céntimos, ni de deprimirse por llevar el presupuesto en negativo o dejar de tomarte una cerveza porque ya has llegado al límite del día. A veces gastar un poco más es necesario, pero si lo haces no te olvides de apuntarlo. Al final de la semana, o del mes, cuando calcules tus gastos, sabrás qué cosas te sobran y sin qué otras no querrías viajar. Así, si quieres ahorrar para el visado de un país que no estaba en tu itinerario, para hacer alguna actividad extra o para andar menos apurado al final de un viaje, sabrás dónde recortar. Y una vez que sepas cuánto se va en alojamiento, transporte, comida o bebidas, lo mismo te animas con más ganas a seguir los consejos anteriores y viajar con algo menos.

12. Date un respiro (a veces hace falta olvidarse del presupuesto)

Descansa. Date un respiro

Ahora vas a pensar que nos contradecimos. Tras decirte que te olvides hasta de hostales y cafeterías, que viajes a dedo por caminos desolados, compartas postre y te patees medio mundo, vamos a venir a decirte que te olvides del maldito presupuesto. Pues sí. De vez en cuando cómprate algo bonito, siéntate en la heladería que más te plazca o cambia por una noche el dormitorio del hostal por un cuarto para ti (sobre todo si viajas en pareja). Sí, es una contradicción necesaria, aún más si eres de los que siguen consejos a rajatabla, y de ahora en adelante has decidido que no vas a ningún sitio si no es de acampada, que se acabó hasta coger el metro en tu propia ciudad y ya no te vas a tomar ni un menta poleo si no te lo llevas de casa. Viajar durante largos periodos de tiempo con un presupuesto mínimo supone andar por el mundo como si se tratara de una gran carrera de obstáculos, con los ojos siempre abiertos, alerta y a veces durmiendo poco. Si eres humano acabarás cansado. De vez en cuando para poder seguir avanzando, hay que parar a cargar pilas y tomarse un café con wifi y vistas en algún bonito lugar.

13. Viajes como viajes… disfruta, aprende, comparte, y sé feliz.

Se feliz

the author

Roving Snails son Boris, Marta y Burma, dos humanos y una gata que acaban de volver de un viaje por Asia en autoestop. Fueron de Bulgaria a India en 511 días sin coger un avión. En su blog cuentan historias de autoestop, dan consejos para viajar con poco y de vez en cuando se inventan cuentos. Siguen sus aventuras en Twitter y Facebook.

Aquí los datos de tus comentarios están seguros (Política de Privacidad)

Responsable »Iosu López

Finalidad » moderar los comentarios y la comunidad

Legitimación » Su consentimiento

Destinatarios » tus datos los guardará Disqus, mi sistema de comentarios, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.

Derechos » por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.