Bolivia

Buenas noticias para aquellos que hemos optado por esa forma de viajar que permite mayor libertad de movimiento y de acercamiento al entorno. Viajar como mochilero no es ya una opción alternativa, algo de «cutres hippies» que cuentan con poco dinero en el bolsillo sino una realidad que marca tendencia en el turismo en algunos países del mundo. Recientemente hemos conocido que Bolivia recibió en 2012 alrededor de un millón de turistas extranjeros de los cuales el 80% fueron mochileros. Estamos hablando de la no despreciable cifra de 800.000 visitantes que han aportado durante el año pasado a la economía del país en torno a 800 millones de dólares, el 20% restante optó por el turismo organizado.

Según la Dirección de Migración de Bolivia, los meses de octubre, noviembre y diciembre llegan al país mayormente mochileros argentinos, chilenos, peruanos y brasileños, puesto que coincide con la estación primavera-verano de la zona, mientras que entre mayo y septiembre el flujo de mochileros extranjeros provenientes de Europa es predominante.

En 2013 el gobierno boliviano pretende mejorar la infraestructura y crear puestos fronterizos con información para los visitantes. El viceministro de Turismo, Marko Machicao, ha afirmado en declaraciones a la agencia EFE que los datos han mejorado ostensiblemente respecto al año 2011 gracias a «la mejora a la campaña de promoción internacional ‘Bolivia te espera’ que el gobierno lanzó en agosto pasado.

Visité Bolivia durante mi gran viaje por la ruta panamericana entre 2006 y 2007. En relación con otros países circundantes, debido a su débil economía y quizás a una estrategia no muy clara, Bolivia no era percibido como un destino clave a elegir si visitabas Sudamérica. Ahora sí. Desconocía el gran valor turístico que tiene el país, la enorme diversidad que ofrece y el contraste de climas, paisajes y experiencias que allí pude vivir.

Salar de Uyuni, Bolivia

El principal destino según fuentes del ministerio de Turismo fue el Salar de Uyuni, un lugar mágico, apartado del mundo y que posee la mayor reserva mundial de litio, según Machicao. Sin duda, uno de los lugares del mundo que más me han impactado y que se encuentra en mi top 10. Bolivia no quiere dejar pasar la ocasión y el efecto de esta ola tan beneficiosa y este año quiere invertir de nuevo en la promoción de sus destinos turísticos: las misiones jesuitas en la región oriental de Santa Cruz, el parque nacional Madidi ubicado al norte La Paz y la zona sur de Tarija.

Los operadores de turismo y empresarios no están muy contentos, preferirían que el ministerio de Turismo se dedicase a incentivar el turismo organizado y así «mejorar el nivel de ingresos». Sin embargo, Machicao ha afirmado a la agencia de noticias española EFE que el turismo mochilero «no es negativo porque también tiene mucha capacidad de gasto» y llega a otros «sectores involucrados con la actividad turística».