(EFE) Los turistas españoles que viajen a Brasil a partir del 2 de abril deberán disponer de billete confirmado de regreso y de medios económicos suficientes para la manutención y alojamiento durante el tiempo que dure su estancia. El Gobierno de Brasil adoptó estas medidas más rígidas en reciprocidad con los requisitos que España exige a los ciudadanos de ese país en aplicación de las normas establecidas por la UE para acceder a los países del espacio Schengen.

Además del pasaporte con una validez de al menos seis meses y del billete de vuelta con fecha confirmada, las autoridades brasileñas exigirán también un comprobante de medios económicos suficientes para manutención, por un valor mínimo de 170 reales (unos 80 euros) al día. Para comprobar esta solvencia, será preciso presentar la tarjeta de crédito y su última factura para que se pueda verificar el límite.

 

En caso de alojamiento en un hotel, será preciso el documento de reserva pagada. Si se trata de una casa particular, se demandará una carta de invitación de un residente en la ciudad brasileña de destino, informando del plazo de estancia del turista español. La carta deberá estar compulsada ante un notario brasileño y acompañada de un comprobante de residencia emitido a nombre del declarante. Como ya ocurría antes, no será necesario visado, salvo para estancias superiores a 90 días o por motivos distintos del turismo.

Leer más: La Voz de Galicia