Buscando Historias

Hoy en día no existen tantos proyectos autofinanciados que tengan tanta alma y buen gusto como Buscando Historias, una web documental en la que el cineasta Joan Planas y la periodista Ana Salvá documentan historias de personas y lugares de todo el mundo en formato multimedia: vídeo, fotografía y texto. Ambos iniciaron este proyecto en China el pasado 25 de octubre de 2012 con la ayuda de sus propios ahorros y algunas donaciones. Para documentar cada una de las 12 historias que componen la primera temporada que acaba de terminar, el equipo de Buscando Historias sigue a su protagonista durante un día, con algunos conviven hasta una semana para mimetizarse en su quehacer cotidiano y sacar la esencia de su realidad. Joan y Ana contestan a nuestras preguntas desde Yangshuo, un lugar tranquilo de China donde se ha detenido para escribir el eBook del making of de la primera temporada con el que esperan conseguir financiación para seguir con su proyecto. Pronto se pondrán manos a la obra con la preproducción de la segunda temporada.

1. En los tiempos que corren, recortes de presupuestos, plantillas en medios cada vez más mermadas… ¿Qué hace que un realizador y una periodista se cuelguen la mochila al hombro y decidan recorrer una parte del mundo buscando historias por «amor al arte»?

Este proyecto nació en realidad como un viaje para ir a aprender inglés a Filipinas, por surrealista que pueda parecer. En algún momento, cuando pensamos en comprar los billetes nos dijimos, ¿por qué no vamos antes a China? Poco después nació Buscando Historias.

En realidad la semilla del proyecto empieza mucho antes de que nos conociéramos, los dos teníamos las mismas inquietudes por conocer las historias que rodean al mundo. Cuando nos conocimos yo terminaba el máster de Historia del Mundo y Joan tenía la idea de hacer un documental que contara vidas alrededor del mundo. Para tal emprendimiento queríamos mejorar nuestro inglés y luego hacer el documental, pero no pudimos esperar y de una idea a la otra pensamos en crear un anteproyecto al documental lo que al final se le llamó Buscando Historias, y efectivamente, el inglés no lo mejoramos en Filipinas sino en muchas de las historias que hacemos.

Lo dejamos todo, nuestros trabajos, el piso de Madrid, y nuestros ahorros en el camino, pero contar las historias de otras personas es algo que nos apasiona y aunque no hemos descansado ni un solo día hemos sido más felices que nunca, por lo que más que amor al arte lo hacemos por amor a nosotros mismos, a crecer, a no quedarnos estancados, a intentar comprender un poquito el mundo en el que vivimos, y luego si es posible, ganar dinero haciendo lo que nos gusta.

Buscando Historias web 2

2. ¿Por lo que he visto en el proyecto, nace autofinanciado -como muchos- pero esperáis lograr una base de seguidores que en el futuro sufrague los costes? ¿habéis pensado en crowdfunding – colaboración con un medio online que esté interesado en pagar por vuestros contenidos?

Hemos pensado en todas las opciones que nos dices. Somos conscientes que BH no se puede sostener con la ayuda de donaciones, y aunque nos gustaría vivir de suscripciones, por la libertad que nos daría para poder contar las historias que queramos, sin restricciones de posibles anunciantes o ideología política, aún es demasiado pronto con la suma de seguidores que tenemos.

El modelo que vemos más factible es conseguir patrocinios, estamos abiertos a hacer una temporada patrocinada por una marca, un destino, o alojarnos como sección dentro de un medio de comunicación que nos ayudaría mucho a darnos a conocer y crear comunidad. Pero decidimos empezar el proyecto sin presiones, a nuestro ritmo y libres de hacer lo que creemos, sobre todo porque no hay referentes, no era fácil explicar lo que queríamos hacer, y ahora que tenemos materializada la idea y que hemos finalizado la primera temporada, vamos a buscar financiación. De cara a la segunda temporada tenemos pensado hacer crowdfunding, pero antes vamos a lanzar la versión inglesa con las historias que hemos contado hasta ahora. Con las donaciones que hemos recibido, hemos pagado a una traductora para tener en inglés todo el material. Hoy en día tenemos que pensar en global si queremos encontrar financiación.

Nuestra idea es que Buscando Historias sea un proyecto multimedia y multiplataforma, que no se apoye únicamente en los reportajes de la web. Por ahora además de un eBook con el making of, tenemos pensado publicar un eBook de cada historia en castellano, inglés, francés e italiano, gracias a colaboradores como Pepe Pont que nos están ayudando para que las historias lleguen a más gente.


Una de sus últimas historias rodadas en China.

3. Está claro que os interesan las historias humanas desde un enfoque documental. ¿Cómo nace esta simbiosis periodista-cineasta?

Con un enfoque documental pero más cercano a la ficción, ya que usamos técnicas de montaje más típicas de las películas de ficción donde se juega más con el montaje, el ritmo y la música, para crear ambientes que te sumerjan más en la historia. Nos alejamos del documental convencional, más realistas y de ritmo más lento, porque creemos que con nuestro enfoque las historias pueden interesar a un público más amplio.

La simbiosis periodista-cineasta nace de mezclar las dos cosas que nos apasionan a los dos, no fue planteado como un estilo, nació de manera natural, que seamos pareja seguramente también contribuye a eso.

La próxima semana publicaremos la segunda parte de esta interesante entrevista con los responsables de Buscando Historias. ¿Conoces alguna historia que merece la pena ser contada? Ponte en contacto con Joan y Ana. Si quieres participar como donante y apoyar este proyecto no dudes en colaborar con ellos a través de su web. Estáte al tanto de sus novedades en su página de Facebook y Twitter.

Fotografías cortesía de Buscando Historias.