Mochiler@s, estamos de aniversario, el Interrail, probablemente una de las formas más económicas y ecológicas de viajar por Europa, cumplió hace muy pocos días 40 años de existencia. ¡Y que cumpla muchos más!

El primer billete nació dirigido a estudiantes mochileros menores de 21 años, que deseaban viajar por Europa con un presupuesto limitado. La moderna y extensa red ferroviaria actual de Europa hace posible explorar los rincones más atractivos del continente en tren. Pero, además, desde hace 40 años, los tickets del Interrail ofrecen, sobre todo a jóvenes, la forma más barata de hacerlo.

Lanzado el 1 de marzo de 1972, el primer billete de Interrail nació dirigido a estudiantes mochileros menores de 21 años, que deseaban viajar por Europa con un presupuesto limitado que rondaba los 118 euros (158 dólares). El nuevo concepto ofrecía libertad, aventura y una forma barata de visitar las grandes metrópolis de Europa tales como París, Londres, Madrid y Roma. Unos 85.000 tickets se vendieron en los primeros meses y se estima que en las últimas cuatro décadas, ocho millones de europeos disfrutaron de sus vacaciones gracias a la práctica iniciativa.

Eurail Group es responsable de promocionar estos billetes. Solo el año pasado comercializó 248.000 billetes, dentro de una variedad de opciones en la oferta enorme que no es comparable con la de sus inicios. La edad para unas vacaciones con Interrail se aumentó de los 21 a los 23 años en 1976 y llegó a los 26 en 1979. El límite de edad se eliminó dos décadas después y además, ahora los turistas pueden crear un itinerario personalizado. Los tickets también están disponibles en primera y segunda clase. El precio depende de la cantidad de países a visitar y los días que la persona desea viajar en tren. Para menores de 26 años, los tickets de segunda clase pueden costar entre 175 a 422 euros, mientras que los mayores de 26 pagan entre 267 a 638 euros. Además, se aplica una tarifa reducida para los viajeros de 60 años en adelante.

El número de países a conocer se incrementó con el paso del tiempo. Inicialmente eran solo 20, a los que se sumaron, dos años después, Noruega, Rumania, y Marruecos. Actualmente la oferta engloba 30 naciones. Desde 1985, también es posible viajar en barco por el Báltico y el Mediterráneo y actualmente hay más de 40.000 estaciones de ferrocarril incorporadas a la red del Interrail que abarcan toda Europa.

Leer más: La Voz de Galicia
Fotografía cortesía de Jonny Withlam