Allá donde la historia deja su huella, existen algunos lugares que tras el paso de los años, a través de cuentos, mitos y tradiciones, han ido perpetuando su leyenda, conviertiéndose en verdaderos misterios sin resolver. Ya sea por la incógnita de como fueron construidos, o por el motivo en sí que dió pie a su creación, o quizás la finalidad que desempeñaron, estos enigmas han llegado hasta nuestros días cubiertos por un halo de incertidumbre, en donde la magia y la religión se postulan como respuestas posibles a estas verdaderas atracciones turísticas para curiosos y aventureros llegados de todas partes del mundo. Aquí os dejamos con la segunda entrega de los lugares más enigmáticos y misteriosos:

6. Castillo de Bran (Transilvania, Rumanía)

Los vampiros no nacieron allí, pero el más famoso de todos ellos sí. Inmortalizado en la novela de Bram Stoker, Drácula fue inspirado por Vlad «Drăculea» Țepeș, príncipe y señor de la guerra que luchó en el siglo XV contra la expansión otomana en tiempos de los cruzados, siendo considerado héroe para unos y sádico justiciero para otros. Entre las muchas atrocidades que cometió, su práctica favorita fue la de empalar a sus enemigos y beber su sangre, lo que le valdría a Stoker como rasgo principal para caracterizar al protagonista de su obra.

El castillo en el que vivió se conoce como Castillo de Bran, y se encuentra en Transilvania, una región situada actualmente en Rumanía (antiguamente era un territorio perteneciente a Hungría). El Castillo de Bran fue construido hace casi dos mil años, y está rodeado de misterios vinculados a la existencia de pasadizos secretos y las leyendas acerca de sus moradores, convirtiéndose en el lugar más visitado de Rumanía y en todo un símbolo para el país.

7. Ciudad Prohibida (Pekín, China).

La Ciudad Prohibida fueron las dependencias dedicadas dentro del Palacio Imperial a albergar a lo largo de 24 años a generaciones de emperadores chinos desde la dinastía Ming, con el primero llamado Zhu Di, hasta el último perteneciente a la dinastía Qing llamado Pu Yi.

Localizada en el centro del antiguo Pekín desde 1404, dentro del Palacio Imperial y al norte de la plaza de Tiananmen, este lugar se utilizó también como sede del gobierno chino hasta 1911. Pero lo primero que habría que preguntarse es el porqué de su nombre, ¿por qué la denominación de Ciudad Prohibida?. Los emperadores chinos eran considerados como dioses, y acercarse a ellos no estaba permitido a cualquiera. Por tanto acceder al Palacio Imperial y por ende a la Ciudad Prohibida era un privilegio que no estaba al alcance de cualquiera, se necesitaba un permiso especial, era un mundo a parte dentro de la ciudad de Pekín.

La leyenda que acompañó a la Ciudad Prohibida se relacionó con la astronomía y con las ancestrales filosofías chinas. Se creía en la teoría de que era un lugar en donde lo divino y lo humano pudieran interactuar. Basada en estas creencias, se construye la estructura y la leyenda de dicha ciudad, al uso del mito de los «palacios celestiales».

Debido a su extensión (72.000 m2) y su magnitud (800 edificios y más de 9000 habitaciones), desde 1987 fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

8. La leyenda del lago Ness (Inverness, Escocia).

Situado en el norte de Escocia, en los Highlands, cerca de la localidad de Inverness, es conocido por los lugareños como Loch Ness. Es un lago apacible, de alrededor de unos 50 km de superficie y con una profundidad de más de 200 metros. Seguramente, este lugar no habría llamado la atención del mundo sin la leyenda que lo acompaña. La localidad fue la comidilla de historias y mitos desde tiempos remotos debido a la creencia de que un monstruo merodeaba las aguas de su lago.

Este monstruo se bautizó cariñosamente con el nombre de Nessie, y sus apariciones se multiplicaron desde la publicación de un artículo sobre este místico y misterioso animal en un periódico local, el Inverness Courier, el 2 de mayo de 1933, lo que despertó el interés del gran público e hizo que tanto el lago como el propio monstruo pasasen a la posteridad.

9. Las líneas y geoglifos de Nazca y Jumana (desierto de Nazca, Perú).

Cuenta la historia que en 1939, un arqueólogo norteamericano recorre en avión los cielos del sur del Perú estudiando los antiguos sistemas de riego de diversas regiones que otrora habían sido cultivadas y que ahora eran yermas. En su afán de conocimiento y estudio, sobre una pampa rocosa y seca, descubre lo que parecen ser una serie de representaciones de animales solamente perceptibles desde el cielo. Si bien, la autoría del descubrimiento no está clara, y muchos apuntan a antiguas referencias e incluso al ejército peruano en una misión de reconocimiento. Sea como fuere, para el mundo moderno estas figuras datadas alrededor del siglo I D.C., recibieron formalmente el nombre de Líneas de las Pampas de Nazca.

Estas rayas y dibujos fueron plasmados sobre un terreno plano de grandes dimensiones, difícilmente distinguibles a ras del suelo, y deduciéndose por tanto, que para su realización fueron necesarios conocimientos matemáticos para poder trazar dichos dibujos, valiéndose asímismo del uso de un modelo a escala menor. Todo ello sorprende por el despliegue de medios y el enrevesado planteamiento empleado por los moradores de aquella época.

La UNESCO declara las líneas y geoglifos de Nazca y de las Pampas de Jumana como Patrimonio de la Humanidad en 1994. Todavía hoy se desconoce la razón de ser de estos dibujos, apuntándose entre otras causas, a una forma de adoración sólo visible a los ojos de los dioses o símbolos para indicar el lugar de aterrizaje de aeronaves venidas de otro tiempo.

10. Stonehenge (Salisbury, Inglaterra).

Stonehenge es sin duda uno de los monumento megalíticos más importantes y misteriosos que se conocen, y que se encuentra ubicado en el condado de Wiltshire, en el Sur de Inglaterra, a unos 100 kms. al oeste de Londres.

Es un monumento circular de carácter ritual formado por 4 círculos concéntricos de gigantescas piedras y que se fecha entre 2.500 y 2.000 a.C., el cual se supone que fue abandonado hacia el 1.500 a.C. Pero, ¿de dónde se trajeron esas gigantescas piedras inexistentes en las islas británicas?, ¿y a qué se debía dicha construcción?.

Los numerosos restos humanos encontrados en el lugar sugerían, que el sitio sirvió a menudo y a lo largo de los tiempos como lugar de sepultura. Sin embargo, todo apunta a que esa no fue su primera finalidad ya que no se aprecian ni pasillos ni cámaras funerarias.

Son muchas las leyendas que han intentado dar explicación al origen de Stonehenge. Algunas relacionan su creación con los cuentos artúricos y de Merlín. Otras dicen en cambio, que las piedras fueron levantadas por una raza de gigantes desaparecidos después de los primeros tiempos. Y otras, de sentido más lógico y científico, dicen que allí se podían preveer movimientos del sol y de la luna (solsticios y equinoccios) a modo de observatorio astronómico. Por último, otras teorías más osadas hablan que dada la visibilidad de la construcción megalítica desde el espacio, esto podía significar una señalización para la futura venida de visitantes extraterrestres.

¿TE VAS DE VIAJE?

No te olvides del seguro de viaje. Por ser nuestro lector tienes un 20% de descuento en cualquier seguro usando el código MOCHILEROS. Pincha el banner para obtener el descuento.

seguro mochilero


Anónimo the author

Nómada digital, reportero y travel blogger profesional con miles de kilómetros e historias de mochila a la espalda. Presentador de #FueraDeRuta en el programa TIPS de La2 de TVE y un amante del viaje y la aventura, ¿te vienes? ¡Sígueme en: Facebook , Instagram y Twitter!