El próximo 7 de abril cumpliré en algún lugar de la ruta panamericana la cantidad de 29 años. Poco a poco se acerca la despedida del patito (nº 2) y la treintena se asoma a la vuelta de la esquina. En este tipo de fechas es cuando uno más echa de menos a su familia y amigos. No hace falta que os diga que así será pero lo haré con una sonrisa en la boca porque estoy cumpliendo -valga la redundancia- un sueño que imaginé cientos de veces durante los últimos años.

Rememorando mis años de mozo, no puedo olvidar el «Cumpleaños Feliz» de Parchís que un día del año 2005 me sorprendió en una pequeña furgoneta en la que viajaba por el altiplano peruano. A falta de casualidades -¿la divina providencia me obsequiará de nuevo con esta canción?, presionaré el play de mi I-pod y me la dedicaré a mi mismo este sábado.

Como véis se devanaron muchos los sesos para escribir la letra:

Es el día en que naciste, ha sido siempre y será
una dicha para todos plena de felicidad
Tu fiesta de cumpleaños, la vamos a celebrar
unidos a tu familia todos vamos a cantaaaaaaaaaaaaar:

Cumpleaños feliz, Cumpleaños feliz te desean tus amigos de PARCHIS
Cumpleaños feliz, Cumpleaños feliz te desean tus amigos de PARCHIS

La verdad es que no entraba dentro de mis planes celebrar mi cumpleaños fuera de España pero por multitud de circunstancias así ha de ser. Lo haré en compañía de Iván (el valenciano que me acompaña desde Honduras) y Maurizio (un italiano de Torino con quien compartimos los últimos días de viaje por Bolivia). El mejor regalo que me podéis hacer es acordaros este sábado, aunque sea por un instante, de que este loco se hace un año más viejo. Y si queréis escribirme o mandarme un sms al móvil, bienvenidos serán también.

Un abrazo fuerte para todos de este viajero que os echa de menos,

Iosu