Aunque yo soy más bien de la opinión contraria, según un nuevo estudio publicado recientemente, los viajeros prefieren utilizar los consejos personales que consultarlos en internet durante la travesía. Es cierto que un consejo de un amigo viajero vale más que mil consejos en la red, aunque eso de que los mochileros dejamos el smartphone en casa antes de irnos de viaje, no se lo cree nadie.

A pesar de que los smartphones cuentan con un muchas características que pueden ayudar a los trotamundos, el estudio realizado por TNT Travel asegura que los viajeros de entre 18 y 35 años están a favor de los consejos que se dan personalmente, más que las sugerencias que pueden encontrar en sitios o en redes sociales.

De acuerdo el diario The Telegraph, el 73% de los mochileros prefieren hablar directamente con la gente sobre qué hacer en sus viajes, en comparación con el 14% que elige utilizar el internet a través de sus teléfonos inteligentes para obtener consejos.

La investigación realizada mediante una encuesta a mil mochileros, también arrojó que 85% de los que poseen un Blackberry, y 68 que tienen un iPhone, prefiere dejar completamente sus teléfonos móviles en el hogar.

Aún cuando los teléfonos tienen una función de navegación por satélite, una cámara y lo más importante, una conexión a internet, el 90% de las personas de entre 18 y 35 años de edad considera que el gadget favorito en el viaje es una cámara convencional.

Kevin Ellis, director ejecutivo del Salón de Viajes de TNT asegura que esta encuesta muestra que «la postal de viajes usual está desapareciendo con el turismo joven, sin embargo le encanta el contacto humano». «Los viajeros creen que no es realmente inteligente recorrer el mundo mirando siempre a un smartphone», recuerda.

Fuente: El Universal