Comenzamos la semana con un proyecto que rebosa mucha vida, energía y positividad frente una de las peores e ineludibles adversidades: la muerte. La historia de la que te hablamos hoy no es exactamente la de un mochilero al uso, es la historia de Iñaki Ochoa de Olza, un montañero navarro que falleció en la cordillera del Himalaya en su ascenso al K2 por una de sus caras más difíciles. Llevaba mochila, no sólo una mochila física, dentro de él bullía una pasión con mayúsculas por la vida, por la montaña, que compartía con los demás fueran o no montañeros, y que rebasaba los límites de su círculo íntimo personal.

Migueltxo Molina y Pablo Iraburu son los directores de «Pura Vida; The Ridge», un largometraje documental de 80 minutos producido por Arena Comunicación que ganó el pasado mes de septiembre el premio Serbitzu en el Festival de Cine de San Sebastián y que ha sido seleccionado para la edición 2012 del IDFA de Amsterdam, uno de los festivales referentes a nivel mundial en cine documental. La vida sin la muerte, no es vida. La vida sin arriesgar, no es vida. La vida sin luchar por nuestras metas y sueños, es muerte en vida. «Pura Vida» es una película en la que el espectador no es un espectador pasivo, uno acompaña a los protagonistas desde la butaca, se sienta junto a ellos, escucha sus reflexiones a través de una ventana y vive la tensión y el riesgo que existe en la delgada línea existente entre la supervivencia y la fortaleza del ser humano por superar sus propios límites. «Pura Vida» no es un documental para montañeros, ni una película sobre la montaña. Es una película que muestra lo mejor del ser humano.

En la cara sur del Annapurna, a 7400 metros de altura Iñaki Ochoa de Olza agoniza. Junto a él, su compañero de cordada da la voz de alarma. Y desde el otro lado del mundo se organiza un rescate sin precedentes en la historia del himalayismo. Durante cuatro días una docena de hombres -entre ellos, los mejores montañeros del mundo- de más de diez países se aventuran a rescatarlo. Más allá de sus cumbres Iñaki es excepcional. También lo son la operación de rescate para salvar su vida y la gente que arriesga la suya por él. Porque su regla es vivir. Vivir de la única manera posible: intensa y honestamente.

Con el paso de los años uno aprende que la vida son momentos, instantes. «Pura Vida» es un documental repleto de verdades y de vida con mayúsculas, donde la humanidad, el respeto, priman por encima de los valores que la globalización se empeña en remarcar.

El documental podéis verlo este jueves 22 de noviembre en la Cineteca de Matadero (Madrid), en los cines Golem Madrid y Golem La Morea de Pamplona hasta el próximo 29 de noviembre, así como en otras ciudades de España consultando el listado de proyecciones en el blog oficial de la película. Si vas a verla te aseguro que no te arrepentirás.