En las últimas semanas, coincidencia o no, se han sucedido numerosos incidentes en los que la aerolínea de bajo coste Ryanair ha sido la protagonista. Titulares de toda índole: Ryanair realiza tres aterrizajes de emergencia en menos de una semana a principios de septiembre, un aterrizaje forzoso en el aeropuerto de Barajas, otro de emergencia en El Prat de Barcelona, la despresurización de la cabina en un vuelo entre Madrid y Gran Canaria con 16 heridos de diversa consideración y otro que provocó tres heridos leves en Palma de Mallorca. Hechos que abrieron un enfrentamiento reflejado en los medios de comunicación entre el presidente de Ryanair, Michael O’Leary, y las autoridades españolas.

La lista de denuncias, quejas y problemas con Ryanair viene de largo. Quién no ha tenido problemas alguna vez con el equipaje de mano, la limpieza en alguno de sus aviones, las continuas excentricidades que se han atrevido a plantear sus directivos como instalar asientos verticales o reducir el número de baños y hacerlos de pago, asumir los costes extra de última hora que aparecen al comprar un billete en su enrevesada web o tener que ingeniárselas con trucos para sortear los high cost de la low cost.

En una época de crisis económica en la que la gente mira el dinero con lupa, Ryanair, easyJet y Air Berlin transportaron el pasado mes de agosto al 55% de los pasajeros internacionales que viajaron a y desde España. A pesar de todas las malas noticias que hemos leído en las últimas semanas, el presidente de Ryanair afirmó que las ventas son buenas y el número de pasajeros sigue creciendo año tras año. Un fenómeno realmente inexplicable de no ser por el considerable «ahorro» en el precio de los billetes si lo comparamos con los de otros operadores. Eso sí, aceptando los posibles contratiempos que puedan surgir.

En Mochileros TV os recomendamos que veáis el documental «Ryanair, la cara oculta del low cost», un trabajo realizado el pasado año por dos periodistas británicas que se infiltraron cinco meses como azafatas de Ryanair y grabaron con cámaras ocultas sus experiencias en la aerolínea. Muy recomendable y que vuelve a estar de actualidad vistos los últimos acontecimientos. ¿Qué hay detrás del ahorro de las low cost? ¿existe un control férreo para que se cumplan los standars de seguridad? ¿es sólo Ryanair un peligro real o es una práctica común en la aviación en época de recortes?


Ryanair, la cara oculta del low cost

Sea por la presión mediática o porque puede que le haya entrado un arrebato de cordura al fanfarrón señor O’Leary, parece que su compañía de bajo coste cambiará su política de combustible en pos de la seguridad. Veremos si es cierto. Algo se ha movido dentro de la compañía para que ésta, generalmente con un servicio al cliente pésimo y una comunicación corporativa prácticamente inexistente, publique ahora en la home de su web oficial un apartado con novedades sobre los últimos incidentes para lavar su imagen. En honor a la verdad, cabe decir también que un reciente informe de la Autoridad de Aviación Irlandesa ha confirmado que los tres aviones que realizaron aterrizajes de emergencia en Valencia se cumplían los niveles de seguridad de fuel.

La sabiduría popular lleva diciendo desde hace siglos que «lo barato sale caro», tarde o temprano. Esperamos que no tenga que ocurrir un accidente con muertos para que aquellos que se encargan de controlar la seguridad se pongan las pilas y se refuercen los mecanismos necesarios para ello. Jugar con tu seguridad es elección sólo tuya.


Anónimo the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Sigue mis viajes en mi perfil de Twitter, Facebook e Instagram.