Viajar no siempre es sinónimo de placer, a veces conlleva ciertas molestias intrínsecas al mismo hecho de viajar. Cambiar de continente, de huso horario, de lugar, de ambiente… normalmente repercute en cómo nos sentimos física y mentalmente. Aquí van seis consejos imprescindibles para evitar o, al menos reducir, los efectos del incómodo jet lag.

#1: No te duermas hasta que no sea la hora habitual de acostarse

No importa a qué hora llegues a tu destino, no te vayas a la cama hasta que sea de noche. Puede que te cueste, que tengas «necesidad» de irte a dormir como nunca en tu vida pero tienes que ser disciplinado, permanece despierto, da un largo paseo y sobre todo haz lo posible para que tu cuerpo empiece a adaptarse al nuevo huso horario cuanto antes. No te vayas a dormir antes de las nueve y si necesitas tomar una siesta evita que sea menor de de una hora. Si, por el contrario, tu cuerpo no te pide ir a la cama, hazlo. No estés despierto hasta medianoche levantado, debes habituarte a la nueva situación lo más pronto posible.

#2: No te quedes en la cama despierto durante horas

Tu reloj biológico puede que en mitad de la madrugada crea que es realmente por la mañana y por ende que debes levantarte. Personalmente, creo que lo que peor puedes hacer es permanecer acostado en la cama durante horas intentando conciliar el sueño de nuevo. Esto me ocurrió hace no mucho tiempo tras un vuelo de Delhi a Madrid. Tuve suerte de que volvía con un amigo y nos entretuvimos jugando a cartas en casa durante un buen rato hasta que nos sentimos cansados. Pudimos dormir hasta bien entrada la mañana. Eso sí, si te levantas en algún momento, no enciendas muchas luces o tu cuerpo pensará que es normal y es hora ya de despertarse.

#3: El mejor método: cuidar de ti mismo

Los expertos recomiendan beber mucha agua, poco alcohol, levantarte regularmente del asiento… Aunque su intención es buena, en mi caso, desde que tomo una serie de medidas sufro menos los efectos del jet lag. A pesar de la tentación que supone poder beber todo el vino gratuito que ofrece la aerolínea durante el vuelo, yo lo que hago es tomar un vasito de vino con la comida, me suele ayudar a dormir. Bebo agua pero no en grandes cantidades porque si no estaré levantándome varias veces al baño, lo que no ayuda a dormir. Desde que sigo estas rutinas, el período de recuperación del jet lag ha descendido notablemente.

#4: ¿Vuelo diurno o nocturno?

Si estas empeñado en evitar el jet lag lo máximo posible debes prestar mucha atención cuando reserves tu billete de avión. Si eres de esos que se duermen en un santiamén, toma un vuelo que despegue por la noche y que llegue al destino por la mañana. Si eres del tipo de viajero capaz de echarte una cabezadita durante el vuelo, es preferible que tomes un trayecto diurno que aterrice por la tarde-noche, de ese modo llegarás tan cansado que caerás rendido a la hora precisa.

#5: No hagas caso de advertencias contradictorias

Muchos médicos y decenas de páginas de internet te aconsejarán sobre lo qué debes o no debes hacer para evitar el temido jet lag. Dicen que si viajas del este al oeste el efecto será menor, algo que no tiene ningún sentido salvo que tuvieras el privilegio de elegir el itinerario de cada vuelo que coges. Existen infinidad de remedios y hierbas naturales, preferibles a medicaciones milagrosas y bebidas mágicas, eso sí, si encuentras un remedio que te funcione, adelante, pero recuerda que no hay ninguna cura para este «mal del viajero».

#6: Sé siempre positivo… ahí reside el truco

Lo divertido de todo es que uno nota más el jet lag cuando regresa a casa de vacaciones que al inicio del viaje. Unos lo achacarán al cansancio acumulado, los paseos, las visitas, las salidas nocturnas… Está claro que una porción del malestar es psicológica. Cuando estoy entusiasmado con el hecho de llegar a una nueva ciudad o país, estar algo cansado no es un impedimento para mí. Aunque cuando regreso a casa a veces me cuesta hacerlo, te recomiendo que intentes mantenerte activo y con mentalidad positiva, probablemente el jet lag desaparecerá mucho más rápido.

Fuente: Vagabondish


Aquí los datos de tus comentarios están seguros (Política de Privacidad)

Responsable »Iosu López

Finalidad » moderar los comentarios y la comunidad

Legitimación » Su consentimiento

Destinatarios » tus datos los guardará Disqus, mi sistema de comentarios, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.

Derechos » por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.