Inicialmente este artículo puede parecer algo muy obvio y sin interés alguno, pero nada más lejos de la realidad. Si uno es novato en Nueva York, moverse por la red de metro (MTA – Metropolitan Transportation Authority) puede ser al principio un quebradero de cabeza. Estos días he podido experimentar y aprender cómo moverme por la ciudad bajo tierra. Hace muy poco hemos conocido que Nueva York recibió el año pasado algo más de 50 millones de turistas y que gastaron en la ciudad 24.321 millones de euros, según ha informado la empresa de marketing de la ciudad, NYC Go Company. De los 50 millones, 40 fueron turistas nacionales y otros 10 extranjeros. No es de extrañar que su alcalde, Michael Bloomberg, le dé tanta importancia al sector del turismo ya que es la quinta industria más importante de la ciudad.

“La industria turística sigue siendo un punto brillante para la ciudad de Nueva York, contribuyendo a más de 320.000 puestos de trabajo en los cinco barrios”, dijo el alcalde de la ciudad, Michael Bloomerg.

A pesar de semejante desembolso de divisas, la red de metro neoyorquina deja a veces mucho que desear. Parece ser que lo privado tiene en ocasiones muchos más recursos que lo público en un país como Estados Unidos. Algunas estaciones tienen un aspecto tercermundista: barandillas de escaleras a medio pintar, vías con basura, paredes rotas y techos con la pintura resquebrajada…. Aún y todo, es la manera más barata y efectiva para moverse por la ciudad. Cada día más de 8 millones de viajeros usan el metro en Nueva York. Hoy os recomendamos algunos trucos para moverse por el metro de la Gran Manzana y no volverse loco.

Primera recomendación, dependiendo del tiempo que vayas a pasar en la ciudad es recomendable que te saques la Metrocard con viajes ilimitados de 7 días o, si te vas a quedar mucho más tiempo, tres o cuatro semanas, que compres la tarjeta de 30 días. Vale tanto para trayectos en metro como en las líneas de autobús (New York City Bus). Los precios a día de hoy son 29 dólares (Metrocard 7 días) y 104 dólares (Metrocard 30 días). Cada viaje sencillo cuesta la friolera de 2,5 dólares, echa cuentas, si cada día haces al menos 2 viajes, merece la pena comprar una Metrocard. Puedes también comprar una Metrocard y recargarla con dinero (10$, 15$….). Cada vez que accedas al metro se te descontará de tu saldo inicial. Si la compras en una de las máquinas que hay en las estaciones con tu tarjeta de crédito o débito, y la pierdes o te la roban, puedes llamar al teléfono 718-330-1234, proporcionas los datos de tu tarjeta bancaria con la que adquiriste la Metrocard y te reintegrarán $3.47 por día (Metrocard 30 días) y $7.14 por día (Metrocard de semana), de los días que te queden. Eso sí, puedes perderla dos veces en un año. La segunda denuncian de pérdida te cobrarán 5 dólares.

En cualquiera de las taquillas que hay en cada estación pide al empleado un mapa de la red de metro. El ejemplar es gratuito. Aunque puedes encontrar mapas en las paredes de las estaciones, conviene llevar uno a mano para consultar dudas cuando viajes dentro del vagón. Al contrario que los metros (subway en Nueva York) de otras ciudades del mundo, en los que para dirigirte a una parte de la ciudad tan sólo tienes que fijarte en el nombre de la estación, el color de la línea, su número o letra, y la última estación que hay en el sentido que te interesa viajar para elegir la dirección correcta, Nueva York tiene ciertas peculiaridades. De alguna manera funciona de la misma forma pero no está indicado de forma muy clara. Importante: Cuando mires en el mapa la estación a la que deseas ir, fíjate en las letras o números que van asociados. Por ejemplo, en la estación de la calle 116st (líneas 4, 5, 6) sólo paran los trenes que van marcados con el número 6 mientras que una estación más arriba, 125st, paran los trenes de las tres líneas (4, 5, 6).

Otro problema con el que te puedes encontrar son los constantes cambios en los horarios, frecuencias y cancelación en algunas paradas. No te vuelvas loco pero echa un vistazo a los carteles que hay en las estaciones sobre los cambios de servicio (Planned Service Changes).

Un truco. Seguramente te desorientarás cuando vayas a tomar un tren y no sepas en qué dirección va. Hay que tener claro en la cabeza la situación de los cinco distritos de Nueva York para saber hacia dónde dirigirnos: Manhattan es una isla alargada, arriba quedan el Bronx y Harlem y a la derecha los barrios de Queens y Brooklyn. Si nuestro destino queda por encima de la estación en la que estamos, seguiremos las señales hacia la línea que queremos tomar y, una vez en ella, tomaremos el andén que pone Uptown (hacia arriba de la ciudad). En caso que queramos ir hacia “abajo” de la ciudad, elegiremos Downtown. Si nos dirigimos hacia Queens o Brooklyn, generalmente, dependiendo de la estación, verás sus nombres en los carteles señalizadores. Igualmente desde Brooklyn y otros barrios, si tu destino es Manhattan, verás indicado su nombre. Parece que poco a poco la red está modernizándose, aunque no todas las estaciones los tienen, hay letreros electrónicos que te informan de qué trenes llegan, el número de línea y cuánto tiempo tardarán. Otra cosa más: a veces verás trenes LOCAL o EXPRESS, generalmente los locales hacen parada en todas las estaciones mientras que los express se saltan algunas. Un ejemplo, para ir desde Union Square / 14st hacia el Bronx, puedes tomar la línea 6 que hace parada en todos los puntos del lado este de Manhattan o bien tomar la línea 4 (express) y evitar muchas de esas estaciones con el consiguiente ahorro de tiempo.

Para informarte a fondo sobre la red de metro neoyorquina puedes visitar su página web www.mta.info. Si quieres salir de la ciudad en dirección norte puedes tomar el Metro-North Railroad desde Manhattan, y si te diriges hacia Long Island o Staten Island, también tienes una red de ferrocarril. En la vida como en los viajes no hay nada como probar, equivocarse y aventurarse. ¡Buena suerte! Disfruta del metro, de la ciudad, de los músicos callejeros que te encontrarás tocando en sus andenes, de los locos y homeless que deambulan de vez en cuando bajo tierra, de alguna que otra rata corriendo por los raíles…Nueva York merece mucho la pena.


Timelapse de Nueva York, una verdadera obra de arte.

AHORRA un 40% CON EL NEW YORK CITY PASS

¿Quieres saber cómo obtener el NEW YORK CITY PASS? Ahórrate un 40%, evita las colas de espera y cómpralo con antelación desde nuestra web para tu visita a Nueva York. Tú te ahorras un dinerito y con tu compra nos ayudas a mantener en activo nuestro proyecto mochilero.

New-York-City-Pass-descuento.

NOTA: ¿Te vas de viaje?

Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en tu seguro de viajes IATI sólo por ser lector de MOCHILEROS TV.