Myanmar-Birmania-UBein

Durante nuestra estadía en uno de los países más desconocidos y de mayor superficie del Sudeste Asiático continental, recorrimos de norte a sur Myanmar (de la que dicen que cuenta con una extensión similar a la de Francia y Bélgica juntas), pasando por algunas de sus principales ciudades como Rangún (Yangon), Mandalay, Bagan y el lago Inle, visitando además pequeñas localidades y sus principales enclaves turísticos.

Myanmar-Birmania-Bagan-Shwesandaw

La antiguamente conocida como Birmania, es a día de hoy una curiosa mezcla de lo tradicional fusionado con costumbres occidentales, provenientes en su mayor parte, por la entrada de capital extranjero en una economía revitalizada y en plena expansión. Es por ello que, sumado a la globalización (motivado por el acceso a internet) y a un incipiente turismo, no se nos hace raro andar por la calle rodeados de teléfonos móviles y empezar a ver algunas cadenas de venta de donuts y café a imitación de las grandes franquicias americanas. Todo ello en una sociedad que basa su industria en el sector primario, debido a sus abundantes recursos naturales y que, a su vez es uno de los principales productores mundiales de arroz. Por todo lo anterior, Myanmar es un país de contrastes, con una población cercana a los 54 millones de habitantes integrada en su mayoría, por personas pertenecientes a la etnia birmana, así como una mezcla de otros 3 grupos étnicos: los Shan, los Kachin y los Karen. En nuestro viaje, tuvimos la oportunidad de corroborar dichas diferencias a través de nuestro contacto con las diferentes personas que nos cruzamos a lo largo de nuestras tres semanas de travesía.

DANDO LA CHAPA EN EL SUDESTE ASIÁTICO (III)

Como no podría ser de otra manera, y a sabiendas de que nuestro viaje no sólo consistiría en la visita de templos y pagodas, sino que se centraría en las personas, no se nos ocurrió otra cosa que lanzar una iniciativa llamada #dandolachapa con la colaboración de Camaloon. La idea consistía en regalar diferentes modelos de chapas de colores y motivos de Mochileros TV a la gente que nos fuimos encontrando por el camino según avanzaba nuestro viaje, para interactuar de una forma amable y cercana con las personas de a pie, pasar tiempo con ellos, y al mismo tiempo saber cómo vivían y en qué trabajaban. En definitiva, como dice la expresión española, darles un poco “la chapa” (o ser “pesados” en el buen sentido de la palabra).

Indobhasa, el monje sonrisas

Myanmar-Birmania-Monje-budista-Indobasha

En nuestra visita al templo budista de Maha Myat Muni nos encontramos a Indobhasa. Este simpático monje con el cual pudimos conversar durante algunas horas en un inglés poco ortodoxo, es uno de los ejemplos del cambio que experimenta Myanmar. A pesar un alto índice de analfabetismo del país, comienza a ser normal encontraste en las principales áreas turísticas con algunos locales ávidos por mantener conversaciones con los turistas con el afán de practicar inglés.

SHAI SHAI, EL JAY Z BIRMANO

Myanmar-Birmania-Mandalay

Shai Shai es otro ejemplo del contraste entre lo tradicional y lo moderno. Ataviado con una gorra y unas gafas reflectantes, y confeso amante del rap, Shai Shai caminaba en una manifestación por los derechos de Myanmar por las calles de Mandalay.

VENDEDORA DE FRUTAS

Myanmar-Birmania-mercado-vendedora-Iosu-Lopez

A veces el idioma fue un problema a la hora de comunicarse, pero la amabilidad y la risa son señales internacionales que como muestra la foto de Iosu, en ocasiones son incluso más fuertes que la palabra.

NIÑA TABAQUERA EN INLE

Myanmar-Birmania-niña-tabaco-lago-Inle

En Myanmar perduran algunos de los oficios tradicionales que todavía son comunes en el país. En las grandes urbes es normal encontrar tabaqueros ambulantes o como en el caso de la foto, una mini factoría de cigarros en el lago Inle. Los niños son desde pequeños insertados en los negocios familiares.

NIÑA DEL EMBARCADERO DE INWA

Myanmar-Birmania-Inwa-niña-embarcadero

La globalización avanza, y si no que se lo pregunten a esta niña que conocimos en el embarcadero de camino a Inwa. Vendedora de pulseras y conversadora de formación profesional, era a su corta edad, capaz de utilizar un buen número de frases recurrentes en diferentes idiomas para apurar la venta. Inglés, francés, italiano, portugués y hasta español fueron las lenguas que utilizó para captar nuestra atención.