Esta semana estamos muy mochileros en el sentido completo de la palabra. Si hace un par de días desgranamos algunas de las características a tener en cuenta a la hora de comprar una mochila, hoy continuamos con la segunda entrega de la lista de objetos imprescindibles que no puedes olvidar meter en ella antes de partir de viaje.

6. Toalla microfibra. Después de años viajando, he llegado a la conclusión de que este tipo de toalla es la mejor compañera de baño para llevar en la mochila. Recuerdo que en mi primera experiencia como mochilero me llevé una toalla de tamaño familiar, por supuesto ocupaba demasiado espacio y siempre que tenía que volver a emprender viaje, seguía estando húmeda. Generalmente, cuando viajas de mochilero, cada dos o tres días sueles moverte a otro lugar. Por consiguiente, la toalla no ha podido secarse y después de unas cuantas horas de viaje guardada en la mochila, al sacarla de nuevo el olor no es precisamente agradable. Si la comparamos con una toalla convencional, la toalla de microfibras es mucho más higiénica, se seca rápidamente y no retienen la humedad por lo que evitan la aparición de hongos y bacterias. Pros: su suavidad, tacto agradable, se pueden lavar a altas temperaturas y apenas ocupan espacio. Contras: Si la compras muy pequeña, echarás de menos una buena toalla para poder cubrirte por completo en lugares en los que hace frío. Tienes toallas de este tipo desde 7 euros en adelante.

7. Tijeras/Cortauñas. Elemento aparentemente prescindible en nuestro neceser pero, ni es muy caro, ni ocupa apenas espacio. Está claro que si nuestro viaje va a durar tan sólo quince días, podemos prescindir completamente del cortauñas o las tijeritas. Sin embargo, para viajes de larga duración, si lo que queremos es ser unos mochileros limpios y aseados, y no llevar una ristra de “mejillones” en pies y manos, este objeto no podemos pasarlo por alto en nuestra lista de prioridades. La elección entre uno u otro depende de tus propios gustos personales. Para gustos, los colores.

8. Bolígrafo/Pluma. Es verdad que muchos de estos objetos que estamos enumerando, a simple vista parecen imprescindibles y de sentido común llevarlos, pero siempre alguno de ellos terminamos olvidándolo en casa. ¿Quién no ha necesitado en un momento importante un bolígrafo para anotar algo y no ha encontrado a nadie que tuviera uno para prestárselo? Desde hace muchos años siempre llevo conmigo un bolígrafo y me ha sido tremendamente útil, por ejemplo para rellenar los formularios de inmigración en el avión antes de llegar a la zona de la aduana, anotar la dirección de un museo, el email de otro viajero o completar los datos de la ficha de un hostal. Aunque, si disponemos del siguiente objeto de nuestra lista, solventaremos muchas situaciones con una simple nota virtual y a correr.

9. Smartphone. Si tuviéramos que ponerle título a este apartado sería algo así como “No sin mi smartphone”. Desde hace algunos años no concibo un viaje sin la compañía de mi smartphone (Iphone, Android, Blackberry…). Para algunos esto puede ser síntoma de adicción a las nuevas tecnologías y una excusa más para no desconectar, sin embargo, aunque es cierto que en ocasiones puede ser motivo de algunos quebraderos de cabeza, estos teléfonos son extremadamente útiles cuando viajas. Gracias a aplicaciones como el conversor de divisas, poder consultar el pronóstico del tiempo, la aplicación GPS de Google Maps o el simple acceso a la red con el navegador me han sacado de más de un atolladero cuando viajo. Bien usando conexiones WIFI -cada vez existe más puntos de conexión gratuita en la mayoría de ciudades importantes del mundo- o con un plan de internet que previamente hayamos contratado con una operadora local, en pocos segundos podemos encontrar esa dirección que olvidamos anotar, el teléfono de un hostal o la reseña de un restaurante para cenar.

10. Adaptador universal de viaje. Aunque próximamente dedicaremos un artículo especial sobre los diferentes tipos de enchufes y voltajes que existen en el mundo, no podemos obviar este útil producto en nuestra mochila. Cada vez son más los productos que usamos en nuestra vida cotidiana que necesitan de la electricidad, o de una batería en su defecto, para funcionar: el cargador de la batería de la cámara de fotos, el móvil, el ordenador portátil, el cargador de pilas recargables… La electricidad es parte importante de nuestra vida y un elemento importante a tener en cuenta a la hora de viajar. Hace unos años, si nuestro viaje incluía diversas zonas del mundo con tipos diferentes de clavijas, teníamos dos opciones: cargar con varios adaptadores o aventurarnos a comprar uno en el país de destino. Gracias a los multi plug o adaptadores universales de viaje tenemos solucionado este engorroso “problema”. También, los principales fabricantes de tecnología incluyen en sus aparatos un rango de voltaje de 100 a 240 voltios, por lo que no necesitaremos en la mayoría de casos un transformador de corriente. Antes de enchufar, siempre mira las especificaciones de cada aparato.

Fotografía de portada cortesía de Wortel



the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

3 comentarios

Join discussion
  1. Anne Publicado: 28 Julio, 2012

    Buena lista mochilera, aunque yo, dependiendo del tipo de viaje, claro está, recomiendo llevar en vez de toalla microfibra una balleta grande (si si , como esas amarillas o azules que todo el mundo usa en la cocina), que secan y absorben de lo lindo, se secan que da gusto y no pesan nada,una pastilla de jabón pequeña para el aseo de cabeza y cuerpo (evitandose asi llevar champu y geles variados)y una lima de uñas (el cortauñas o la tijera es más comodo, pero a menudo no se puede llevar de equipaje de mano y limandote un poco las uñas diariamente,realizas el mismo cometido).
    Un abrazo!

Deja un comentario