Algo-Que-Recordar-Paraguay

Rubén Señor (Santa Cruz de Tenerife, Canarias) y Lucía Sánchez (Madrid) son los autores del vídeo «El síndrome del eterno viajero», en 2012 compraron un billete a Pekín que los llevaría a dar la vuelta al mundo. Recorrieron 100.000 kilómetros casi siempre por tierra de tres continentes: Asia, Oceanía y América. Lo que no sabían era que ese billete de solo ida a Pekín lo que no tenía era vuelta a su anterior vida. Durante su periplo, como otros miles de personas, oí hablar de su viaje y ese vídeo que se convirtió en viral. Contacté con ellos como muchos otros por email para felicitarles por el trabajo, lo que no sabía era que pocos meses después, a su vuelta a Madrid, iba a compartir cafés, gintonics y otros manjares y considerarlos no sólo compañeros de pasión viajera sino una pareja de amigos de esos que esperas tener de por vida.

Disfruta de su charla en las Jornadas de los Grandes Viajes

«Uno de los momentos en los que temimos por nuestras vidas fue cuando nos perdimos en Taman Negara (la jungla más antigua del mundo), donde tuvimos que pasar la noche subidos a un árbol»

Rubén y Lucía no son los típicos blogueros, tienen algo especial en su forma de ver el mundo y sobre todo de contarlo. Publicitarios de profesión, Lucía y Rubén consideran que los destinos que se visitan son importantes, pero cuando lo comparan con lo que les ha pasado por dentro, pasan a un segundo plano. Y eso es lo que pretenden transmitir en su blog algoquerecordar.com. Por eso en la charla que ofrecerán en las III Jornadas de Grandes Viajes que tienen lugar en Barcelona (17-18 de abril) y en Madrid (8-9 de mayo) nos hablarán de lo que les parece realmente importante: lo que les ha pasado por dentro, los aprendizajes, lo que es común a todas las aventuras… eso que hace que a todos nos enganchen los viajes.

Algo-Que-Recordar-Indonesia

¿Qué os llevó a decidir dejar todo atrás para iniciar tu gran viaje?

No nos acordamos de lo que había pasado en un día cualquiera de oficina pero sí recordábamos aquel viaje juntos durante un mes por Vietnam y Camboya con todo detalle en el que grabamos el Síndrome del Eterno Viajero. Queríamos tener algo que recordar que mereciera la pena ser contado algún día. Los dos teníamos el sueño de dar la vuelta al mundo antes de estar juntos y al conocernos ese deseo se multiplicó. Esas ganas unidas a la situación del país fueron el empujón final que nos llevaron a comprar ese ticket de ida sin vuelta a Pekín. Buenooooo y la botella de vino que nos metimos entre pecho y espalda también ayudó un poco.

Mientras no viajáis, ¿a qué dedicáis el tiempo? ¿cuál es vuestra profesión?

Somos bloggers en algoquerecordar.com pero también generadores de contenido a través de textos, vídeos y fotografías para otras marcas. Seguimos haciendo trabajos publicitarios como freelance de estrategia, de creatividad y Rubén también como realizador publicitario. Además acabamos de publicar el segundo libro de Rubén que hemos autoeditado nosotros mismos (Segundo, biografía de un piso) y estamos terminando un documental que rodamos durante la vuelta al mundo, así que de momento… la verdad es que no nos aburrimos.

Algo-Que-Recordar-Melbourne-Australia

Tres lugares a los que regresaríais siempre que pudierais.

Al Parque Nacional Tanjung Putin de Borneo en Indonesia, al Taj Mahal en India y al salar de Uyuni en Bolivia.

¿Recordáis vuestro primer viaje?

Rubén: la verdad es que tengo muy mala memoria. De ahí lo de que me guste tanto registrar todo lo que veo en imágenes y vídeo. Mi primer viaje fue al poco de nacer de Tenerife a Barcelona donde pasé la infancia, pero recordarlo lo que se dice recordarlo… pues no.

Lucy: mis padres me llevaron de camping a Galicia con unos 6 meses. Yo no lo recuerdo aunque ellos siempre cuentan que me lo pasé bomba.

«Queríamos tener algo que recordar que mereciera la pena ser contado algún día. Los dos teníamos el sueño de dar la vuelta al mundo antes de estar juntos y al conocernos ese deseo se multiplicó»

¿Qué ha cambiado en vuestro yo interior después de este gran viaje?

Fíjate si han cambiado cosas que nuestra ponencia en los Grandes Viajes fundamentalmente trata de hablar de eso. Es cierto que el mundo se ha hecho mucho más accesible para nosotros en el más amplio y mejor sentido de la palabra. En una vuelta al mundo en la que estás sometido a constantes cambios y que exige mucho por tu parte si quieres tartar de empaparte todo lo que puedas de lo que pasa en cada uno de los destinos, te das cuenta que lo más importante del viaje es lo que te va a pasar por dentro. Este tema da para mucho. Lo mejor es venir a nuestra ponencia para conocer todos los detalles.

Algo-Que-Recordar-China

5 cosas que nunca faltan en vuestra mochila

Papel higiénico, saco-sábana, pañuelo-fular, red metálica de seguridad y nuestros amuletos viajeros.

En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos habéis hecho para ganaos la vida?

Trabajos relacionados con la publicidad: vídeos de todo tipo, fotos, campañas de branding… y no tan relacionados. Por ejemplo fuimos profesores de inglés en un colegio de Yangshuo al sur de China.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Los dos momentos en los que temimos por nuestras vidas fueron, cuando nos perdimos en Taman Negara (la jungla más antigua del mundo), donde tuvimos que pasar la noche subidos a un árbol y en un traslado en un barco de dudosas condiciones entre islas en Filipinas en medio del mar.

Algo-Que-Recordar-Bangkok-Tailandia

¿Algunos momentos que recordéis de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: «por momentos así merece la pena seguir en el camino».

Muchísimos y diríamos que el 95% relacionados con las personas que nos hemos ido cruzando por el camino.

¿Cuál es vuestro próximo gran viaje soñado?

Nuestro próximo gran viaje es el #massalaHDtrip. Un recorrido que empieza en Maldivas, sigue por Sri Lanka, India, Nepal y luego ya veremos. También nos encantaría recorrer África desde El Cairo hasta El Cabo, volver a Australia con más tiempo, continuar la vuelta al mundo donde la dejamos… son muchos los viajes con los que soñamos.

Hay gente que considera la aventura como unas grandes vacaciones. Estoy seguro de que en vuestro gran viaje tuvisteis que tomaros unas vacaciones dentro del viaje. ¿Fue así?

Lo pensamos muchas veces: “a ver si paramos un poco”. Podría decirse que El Nido en Filipinas se acercó un poco a esa sensación pero la verdad es que el tiempo máximo que estuvimos parados en un mismo lugar fue poco más de una semana.

Algo-Que-Recordar

Tres personas anónimas que os hayan marcado en el camino.

La pequeña Succi, que se levantó a las 5h de la mañana y recorrió en su moto dos horas de camino para venir a pasar el día con nosotros. El bueno de Ismael, que nos recogió de la calle sin conocernos de nada, ni saber dos palabras de inglés y nos llevó a dormir con su familia y la primera familia paraguaya que nos acogió en su casa durante 4 días compartiendo con nosotros hasta lo que no tenían.

Una vez uno se embarca en un tipo de vivencia así queda infectado por el virus del viajero. ¿Qué sensaciones habéis tenido a vuestro regreso a casa? ¿uno termina convirtiéndose en nómada para el resto de su vida?

El resto de su vida son palabras “muy mayores”. No sabemos qué será de nosotros en 5 ó 10 años la verdad. Solo esperamos que hagamos lo que hagamos sea juntos y todo lo demás… preferimos que sea sorpresa. Es cierto que existe el shock cultural inverso y que nosotros a la vuelta lo hemos pasado. En nuestro caso además volvimos por una causa familiar ajena a nosotros y seguramente eso haya provocado que una vez aquí siguiéramos pensando constantemente en volvernos a ir.

Algo-que-Recordar-Sidney

Muchos se preguntan… ¿y el amor? ¿cómo es la vida sentimental de los viajeros? ¿qué os ha aportado el viaje a vuestra relación? ¿es importante encontrar los momentos de soledad para estar con uno mismo solo?

Nosotros tenemos los bioritmos completamente cambiados. Rubén es un madrugador y Lucy un ave nocturna. Eso ha provocado que en viaje en los días que son un poco más libres tengamos momentos de soledad cada uno por nuestra cuenta. Lo cierto es que no hemos necesitado por salud mental el tener que hacer cosas por separado. Antes del viaje ya trabajábamos juntos y eso sí que nos parece complicado. Vivir con alguien al que quieres una experiencia como esta y ver que “la cosa funciona” es una sensación que fortalece mucho la relación. Somos de los que pensamos que tu pareja debe ser aquella persona con la que haces el mejor equipo en la vida y el viaje forma parte de eso.

Hay cientos de personas que no se han animado a viajar por multitud de dudas, miedos, inseguridades, presiones familiares, sociales… ¿Qué les diríais a esos soñadores que viendo vuestra aventura piensan que no son capaces de hacerlo o que sois un superhéroe?

¿Super qué? Venga… Por favor. Que vuelvan a mirarnos otra vez y se digan a sí mismos: “Si estos dos pudieron, yo también”.

Lee todas las historias de Rubén y Lucía en su web, Facebook, Twitter, Instagram y Youtube.