Si sueñas en cómo preparar un gran viaje de manera independiente y no morir en el intento seguro que te has hecho innumerables preguntas.

Consejos y tips sobre cómo preparar un gran viaje

¿Por dónde empiezo? ¿Dónde voy? ¿Cuánto tiempo quiero viajar? ¿Dónde busco información? ¿Cuánto me voy a gastar? ¿Qué trámites y documentación son necesarios? ¿Cómo elijo el medio de transporte? ¿Qué me llevo de equipaje? ¿Maleta o mochila? ¿Cómo hago para atreverme a salir de mi zona de confort? ¿Qué necesito para tomar la decisión? En Mochileros TV te recomendamos un manual muy completo, barato e imprescindible editado por La Editorial Viajera bajo el título «Cómo preparar un gran viaje». Lo puedes adquirir en papel o en formato online. O aquí tienes algunas ideas para preparar un gran viaje.

Alberto y Sonia, apasionados de los viajes y de la montaña desde hace unos cuantos años, en 2014 decidieron dejarlo todo, ponerse a pensar cómo preparar un gran viaje y salieron a conocer el mundo sin billete de vuelta. A raíz de este viaje crearon vistetequenosvamos.com, el blog en el que compartieron su gran viaje y muchos de los pasos previos que constituyen una etapa fundamental para imaginar y planificar de manera efectiva el viaje.

«La vuelta a casa me generó un poco de impotencia porque vi que las cosas no fluían de la misma manera que cuando estaba viajando, todo parecía más estático»

Esta vuelta al mundo los llevó por Nepal, Sudeste Asiático, China, Japón, Estados Unidos y Sudamérica, recorriendo miles de kilómetros en transporte público, a pie y en autostop. Después de 2 años en ruta, la decisión es clara, no quieren parar de viajar y se afanan en compartir su experiencia sobre cómo preparar un gran viaje y no morir en el intento.

Alberto y Sonia, mochileros del blog vistetequenosvamos.com, expertos en cómo preparar un gran viaje

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Alberto: Nací en la ciudad de Sabadell y me formé para desarrollar tareas multimedia varias, entre ellas el desarrollo web, con el que me suelo ganar la vida. Entre viajes, o durante ellos, me gusta subir montañas a pie o bajarlas encima de una tabla, pero, sobre todo, nos dedicamos a planear el próximo viaje.

Sonia: Cuando no viajo, estudio y trabajo ¡pensando en viajar y preparar un gran viaje! Probablemente me encontréis en un laboratorio, educadora ambiental, o en algún que otro oficio que me permita vivir y ahorrar. En cuanto a lo de estudiar, lo que me guste, el saber no ocupa lugar. También hay tiempo para escapadas, quedadas familiares, con amigos y preparar grandes viajes.

5 cosas que nunca faltan en tu mochila

Alberto: Suelo llevar lo básico. Pantalón y camiseta, ropa interior, libreta, bolígrafo y una pastilla de jabón (¡la higiene es importante!)

Sonia: Cosas sencillas. Un forro polar, zapatillas, chanclas, cámara de fotos y una pequeña calculadora (¡tema divisas!)
Ambos: ¡Y el pasaporte!
Viajar de mochileros en pareja y cómo preparar un gran viaje

La salud y tu gran viaje. ¿Consideras importante llevar contigo un seguro de viaje? ¿Enfermaste en tu aventura o recuerdas alguna historia de otro viajero que enfermó de viaje?

Alberto: Como se suele decir, mejor tenerlo y no usarlo, que no tenerlo y necesitarlo. Es una pequeña inversión al principio del viaje, que puede no ser demasiada si se aplica el sentido común y se ajustan las coberturas del seguro a las necesidades del viajero. Pocos percances he sufrido durante mis viajes, y por suerte solo necesité recurrir al seguro una vez. Llegando a Tailandia de Myanmar, sufrí una reacción en la piel y me puse en contacto con el seguro. Contactaron con un hospital cercano donde me atendieron, la reacción desapareció a los pocos días.

«Mi filosofía de vida siempre la he tenido muy clara, el viaje no hace más que enfatizar esta lucidez. Viajar es sinónimo de aprendizaje»

Sonia: Sí. Aunque, por otra parte, soy consciente que es un gasto extra a añadir al gasto total del viaje y que posiblemente no lo vaya a utilizar nunca. Pero… de eso se trata, ¿no? En casi 2 años de viaje, solo pillé una infección y gracias a llevar un seguro médico pude tener atención médica y tratamiento en un buen hospital. Es el único «por si acaso» que sí añado en la mochila antes y durante el proceso de cómo preparar un gran viaje.

La vuelta a casa, puede que sea el momento más intenso y a la vez difícil de un gran viaje. ¿Qué flashes te vienen de esa época?

Alberto: La vuelta a casa ha sido un cúmulo de sensaciones contradictorias. Por una parte, la alegría de reencontrarme con mis familiares y amigos, y por otra, la de verme desubicado en un entorno donde antes me sentía cómodo. Hay cosas que siguen como antes, pero otras han cambiado, y yo también. Es como volver a aprender las cosas que ya sabías. Para mí es una etapa más del viaje, hay que reinventarse y hacerse al lugar. Nunca he considerado quedarme a vivir en el mismo lugar donde nací, así que volver nunca ha sido para siempre. Quizá sería más duro si sintiese más apego al lugar. Es una etapa diferente, pero de la que se aprende mucho y pasar por ella tampoco está tan mal. ¡Es la etapa dónde se preparan los próximos viajes!

Albert y Sonia del blog vistequenosvamos.com

Sonia: La vuelta a casa fue un momento intenso. Volver a los convencionalismos de siempre no fue fácil, más aún cuando una de las razones por las que marché fue por romper con el sistema «rueda de hámster» y ser dueña de mi tiempo dedicándolo a lo que más me gusta, viajar, ¡encima con la persona que quiero! La vuelta me generó un poco de impotencia porque vi que las cosas no fluían de la misma manera que cuando estaba viajando, todo parecía más estático. Menos mal que el ser humano tiene un poder de adaptación increíble, si no, no existiríamos. También tiene su parte buena, me viene a la mente la cara de alegría de mis familiares, un puntazo reencontrarme con muchas de las amistades que hice durante el viaje y el cómo empecé una nueva vida. Me di cuenta que a pesar del sistema que tenemos montado y, aunque no viajara cada día, seguía siendo la responsable del cómo y dónde quería invertir mi tiempo. Definitivamente, es una etapa muy interesante de vivir que no me importaría vivir de nuevo, un buen viaje lo vale.

¿Ha cambiado tu forma de pensar sobre la sociedad/el mundo en que vivimos?

Alberto: Imagino que sí. No sabría decir con exactitud si ha cambiado o ha evolucionado. La influencia de nuestras experiencias en mi manera de pensar es indiscutible. Viajando he conocido realidades diferentes y esa diversidad hace que mi manera de entender el mundo se haya ampliado. Ampliar horizontes siempre suma. Lo que está claro para mí, es que viajar siempre va a romper prejuicios, que tenemos más de los que queremos y creemos…

Cómo preparar un gran viaje por el mundo. Salar de Uyuni, Bolivia

Sonia: Sí, aunque mi filosofía de vida siempre la he tenido muy clara, el viaje no hace más que enfatizar esta lucidez. Viajar es sinónimo de aprendizaje: me ha acercado a otras culturas y personas, me ha enseñado lo que significa la palabra hospitalidad, me ha demostrado que con muy poco se puede vivir y que hay mil maneras de hacerlo. Todas muy válidas. Ya no me parece ajeno ni lejano lo que ocurre en otros países, las distancias se han acortado… la lista podría seguir. Eso sí, mi forma de pensar sobre esos personajes que solo quieren dinero y poder, ha empeorado, he descubierto que son más crueles de lo que pensaba.

«En un gran viaje más que dinero hace falta usar la imaginación». ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

Alberto: ¡Totalmente! Claro que no hace falta tanto dinero para emprender un gran viaje. Hay quién sale sin un céntimo y lo gana durante el periplo. Es la imaginación, el ingenio, lo que permite hacer precisamente cosas así. Con ella la adaptación y la diversión están aseguradas. Durante el viaje muchas situaciones son nuevas y la imaginación juega un papel importantísimo para aprovechar los recursos que hay alrededor.

Sonia: Se necesita algo de dinero, pero mucho más la imaginación. En la vida hay que tener imaginación para todo, porque de ahí es donde surgen las ideas y de esas ideas convertirlas en realidad. La imaginación no tiene límites, te encuentras viajeros por el mundo, tan solo con lo puesto, otros estirando sus pocos ahorros hasta el infinito y más allá, otros trabajando donde sea o en movimiento con solo un ordenador. La clave de todos ellos es vivir sencillo. A parte de las necesidades básicas de cualquier ser humano ¿De qué sirve el dinero si no tienes sueños?

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: «por momentos así merece la pena seguir en el camino y no volver a la oficina».

Alberto: ¡Eso son muchos momentos! Lo que más me gusta de viajar son las personas, las vivencias que compartes se vuelven intensas. Cuando una experiencia humana me sorprende, para bien, suele despertar en mí un sentimiento de felicidad y alivio muy agradable. También me desato cuando haciendo autoestop, después de un buen rato esperando, para ese vehículo que te lleva hasta tu destino y además te pasas el viaje conversando como si ya os conocierais. Deambular con Sonia por lugares desconocidos, conversar con alguien en idiomas totalmente diferentes, encontrarme de casualidad justo aquello que necesito, la lista es muy larga. Supongo que por eso me gusta tanto viajar.

Cómo preparar un gran viaje

Sonia: Cuando mis sentidos se inundan con nuevos estímulos positivos. Contemplando un paisaje natural como la laguna Colorada en Bolivia o el Himalaya en Nepal, en un acontecimiento único en el mundo como el año nuevo en China o un entierro real balinés en Indonesia, cuando damos y recibimos hospitalidad, ayudando en voluntariados o cuando nos abren las puertas de casa personas que acabamos de conocer. Por momentos así vale la pena el camino, quiero al mundo y confió más en la humanidad.

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino y por qué.

Alberto: Son muchas las personas que nos han ayudado y que nos hemos cruzado durante el viaje, y todas ellas de alguna forma o de otra han dejado huella. Cuesta escoger solo tres. Francisco (Chile) se dedica a recoger en su libreta las historias de los autoestopistas que levanta, ¡la que nos enseñó estaba repleta! A Lucy (Perú) la conocimos bajando de un autobús, nos indicó dónde conseguir un auto para llegar a nuestro destino, pero se lo pensó y nos ofreció quedarnos en su casa esa noche y compartir con ella nuestras experiencias. Nos dijo: «Sois peregrinos del camino y mi obligación es daros cobijo». ¡Siempre lo recordaremos! Con Gustavo (Argentina) recorrimos 600 kms en su auto, y llegados al punto donde nos separábamos insistió en hacer noche en su coche amparándonos de la lluvia aun teniendo él lugar para dormir a poco más de una hora. Para mí define perfectamente la palabra bondad.

Sonia: ¡Sin duda, lo mejor de un viaje son las personas! Gracias al viaje tenemos muchas amistades repartidas por el mundo y todos, de alguna manera, nos han marcado. A Camilo (Colombia) lo conocimos en Los Ángeles. Un tipo estupendo con ideas claras y risas aseguradas. Congeniamos hasta el punto de divagar pensando en crear proyectos en común. Anabella y Rodri (Argentina). Nos recogieron cuando hacíamos autostop en la Patagonia Argentina e intercambiamos grandes conversaciones. Nos invitaron un fin de semana a su casa. Son puro amor. Nina y su familia nos recogieron cuando hacíamos autostop por Malasia. Intercambiamos los teléfonos y seguimos ruta. Al tiempo, recibimos un mensaje de Nina. Cuando le dijimos que regresaríamos a Malasia nos hizo la propuesta de ir a su casa, en Malaca. Era la primera vez que nos pasaba algo así y nos lo pensamos… Pero acabamos aceptando su propuesta ¡Nos vinieron a buscar al aeropuerto de Kuala Lumpur desde Malaca! Ahí estaban puntuales, recogiéndonos como si fuéramos familia de toda la vida.

Collado Marbore

Tu cita viajera preferida y/o libro que recomendarías a tu yo anterior al viaje.

Alberto: No tengo ninguna preferida. Una que me gusta es de Mark Twain: «Viajar es fatal para los prejuicios, el fanatismo y la estrechez de miras».
Sonia: «Puedes ir a cualquier parte siempre que andes lo suficiente». Siempre intento tener presente que con grandes dosis de esfuerzo y voluntad todo es posible. A mi yo anterior a un viaje le aconsejaría que no tuviera pereza en leer libros sobre los países por los cuales va a ir, pero no puede con todos… ¡Siempre se los lee mi yo posterior al viaje!

¿Pensando en preparar un gran viaje?

Alberto: ¡Sin duda alguna!
Sonia: ¡Por supuesto!


Anónimo the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Sigue mis viajes en mi perfil de Twitter, Facebook e Instagram.