Laura Martínez y Aitor Iguinitz, madrileña y vasco, dejaron atrás una vida normal, rompieron con todo, vendieron sus pertenencias y a lomos de sus bicicletas dieron la vuelta al mundo en bici por todos los continentes menos la Antártida. En estos diez años de viaje y casi 100.000 kilómetros rodados, han vivido más de un millón de anécdotas en Nepal, India, Pakistán, China, Asia Central, Irán, la península arábiga (Emiratos, Omán, Yemen), África, Europa, Mongolia, el Sudeste Asiático, Indonesia, Nueva Zelanda, Alaska, Canadá y Norteamérica.

Diez años dando la vuelta al mundo en bici

Viajan dando la vuelta al mundo en bici sin un plan trazado, moviéndose al ritmo que marca el corazón y la intuición; así cruzaron el Himalaya, durmieron en cuevas, selvas, desiertos, escuelas, bosques, iglesias y muy a menudo con gente. Gentes de todos los colores, religiones, clases sociales… entrando y saliendo de vidas ajenas y dejando un reguero de amigos que ya consideran su familia.

En este viaje aprendieron a tomar lo que viene, como viene: la dureza y la alegría, el sufrimiento, el frío, el calor, la lluvia, la noche, el miedo, la ira, la alegría, la hospitalidad, el desprecio, la belleza…

«El mundo me ha cambiado tanto que aún estoy descubriendo todo lo que he aprendido»

¿CÓMO SE CONOCIERON LAURA Y AITOR?

A comienzos del 2008, Laura conoció a Aitor en Nepal: ella vivía en Dharamsala, en el norte de India, donde asistía a una escuela de Butoh con un maestro japonés; él llevaba ya año y medio de viaje en bicicleta y acababa de cruzar el Tíbet. Decidieron seguir aventura juntos y así pasaron diez años haciendo de sueños realidades.

“En un principio encontrábamos el exotismo, la diferencia, la novedad pero tras meses y años de viajar, quizá lo que más haya cambiado ha sido que ahora miramos un poco más profundo; sin quererlo, sucede solo. Ahí abajo, justo debajo de la diferencia, está lo que nos hace iguales. Cada vez vemos más claro lo iguales que somos todos, todas; cada vez es más obvio que somos una familia, la humana y que la tierra es nuestra casa; la de tod@s”.

Laura ha escrito el libro «El mundo es mi casa» en el que narra en primera persona y con voz de mujer, los primeros 3 años de este largo viaje que de largo, no entra en un solo libro: Asia, China, Asia Central, Irán, la península arábiga y África; mucha, mucha África; fueron para Aitor, casi 52.000 kilómetros, para Laura 33.000, siempre a ritmo de pedal.

LAURA MARTÍNEZ CONTARÁ SU HISTORIA EL 7 DE ABRIL EN BILBAO EN EL EVENTO DE CHARLAS DE VIAJE MÁS IMPORTANTE DE ESPAÑA. Conoce más sobre su historia en su página de Facebook o su web. Toda la información del evento en su web oficial

Una pareja de viajeros que han estado diez años dando la vuelta al mundo en bici

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Laura Martínez Calderón. No tengo profesión, pero he hecho de mucho un poco. Desde dar clases en gimnasios, a bruja en la casa del terror, pintar casas, diseñadora en bares o traductora. Curré en bares, cafeterías, un herbolario en que aprendí mucho, hice de estatua y mucho, mucho, espectáculo de fuego a ritmo de tambores en la calle…

La verdad es que no sé a qué me dedico cuando no viajo porque llevo en ruta desde el año 2000, de diferentes maneras y estilos… así que ya no me acuerdo qué hago cuando no viajo.

seguro mochilero

4 cosas que nunca faltan en tu mochila.

Aceite de árbol de té, una libreta, un boli y si puedo conseguir Umebol.

Sabemos que durante un gran viaje a veces no tenemos el tiempo necesario para interiorizar o asimilar todo lo que estamos viviendo y a veces, al regresar, es cuando las vivencias comienzan a ordenarse. ¿Qué has aprendido en tu gran viaje?

El mundo me ha cambiado tanto que aún estoy descubriendo todo lo que he aprendido. Estoy descubriendo lo que sin darme cuenta he integrado, creo que hay mucho que directamente te transforma, que no pasa por el consciente. No es un cambio mental el que siento sino una apertura en la conexión conmigo misma, “una limpieza de los canales internos”. Un gran aprendizaje es el darme cuenta de que todos y todas somos iguales, por debajo de las superficiales diferencias (que eran las que percibía principalmente en los primeros años de viaje). De hecho, somos tan iguales que a veces es hasta cómico.

vuelta al mundo en bici en una década

La vuelta a casa, puede que sea el momento más intenso y a la vez difícil de un gran viaje. ¿Qué recuerdos te vienen de ese instante?

Aún no siento que haya vuelto, principalmente porque hace años que desapareció el punto de referencia o como solía decir “la casilla de salida”, esa “casa” que mencionáis. Dejó de existir y ese fue un momento difícil, asimilar eso. Después me hice a ello, a no tener una casa, de ahí el título de mi libro que no es solo un título sino un sentimiento mantenido por años: “El mundo es mi casa”.

«Para viajar lo que se necesitan son ganas, el presupuesto no es tan importante, hoy en día hay opciones muy baratas en cuanto a vuelos, hospedaje, comida…»

¿Ha cambiado tu forma de pensar sobre la sociedad/el mundo en que vivimos? ¿Cómo te sientes en tu vida cotidiana después de haber vivido lo que has vivido?

Sí, tengo menos prejuicios y si aparecen, no les hago caso. Soy más flexible ante situaciones que no me gustan. Siento más ecuanimidad.

¿El momento físico o mental más extremo/peligroso/extraño/intenso/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Una noche en Namibia en que una manada de leones nos visitó. El espeluznante relato está relatado al detalle en el libro.

«En un gran viaje más que dinero hace falta usar la imaginación». La pregunta 1000 veces repetida por aquellos que no se han lanzado o tienen miedo es que cuesta demasiado dinero. ¿Qué le dirías a alguien que ahora está soñando con emprender su propia aventura y pone los medios económicos como barrera para hacerlo?

Que para viajar lo que se necesitan son ganas, el presupuesto no es tan importante, hoy en día hay opciones muy baratas en cuanto a vuelos, hospedaje, comida… y dependiendo de cuánto dispongas puedes hacer un viaje u otro, adaptar tu forma de viajar al presupuesto que tengas.

Laura acampando dura vuelta al mundo en bicicleta

¿Qué cosas, países, personas, sensaciones personales te han dejado una huella negativa?

Djibuti como país, por mis propias expectativas en cuanto al tema personal y por todo el tema burocrático, en cuanto a visados y fronteras.

VIAJEROS RESPONSABLES

¿Qué haces o intentas aplicar para que tus viajes sean responsables y sostenibles con el entorno, las personas, los animales?

Vivir de un modo consciente, ver dónde compro, consumo… y a quién le va ese dinero. Intento repartir donde gasto el dinero, no gastarlo en un solo sitio. Realmente es hacer actos conscientes, es decir, pensando en su repercusión antes de realizarlos. No es algo que sea diferente si estoy en movimiento o parada: es mi actitud ante la vida.

¿Hay otro gran viaje a la vista? ¿O con uno ya es suficiente?

Como os digo no he parado, lo que sí he hecho recientemente ha sido bajarme de la bici. Llevaba a lomos de ella recorriendo mundo 10 años ya, desde el 2008. He decidido bajarme porque quiero hacer más cosas, otras. La vuelta al mundo en bici te toma al 100%, no da para mucho más y quiero seguir experimentando otras cosas. Estuve en California los últimos meses y he venido para sacar a la luz el libro sobre los 3 primeros años de mi vuelta al mundo en bici. Ahora estaré hasta el final del verano aquí haciendo presentaciones y entrevistas, lo que vaya saliendo para ir vendiéndolo. Es una autoedición lo que significa, como el viaje en bici en sí mismo, que si quieres que se mueva eres tú la que tienes que darle a los pedales.


Anónimo the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Sigue mis viajes en mi perfil de Twitter, Facebook e Instagram.