El estado de Michoacán de Ocampo, no muy lejos de Ciudad de México, no es simplemente uno más de los 31 territorios que componen México. Es uno de los estados más emocionantes y desconocidos de todo el país azteca, lleno de tradiciones, una gastronomía única y una cultura milenaria. Michoacán, como se le conoce comúnmente, es una palabra náhuatl que significa «tierra de pescadores» y es pura magia. La magia que le da su gran belleza y también el ser el estado que más Pueblos Mágicos tiene de todo México. En Michoacán han entendido que vivir para siempre es «celebrar la vida», como lo demuestran algunos de sus principales atractivos que ver, sus costumbres y tradiciones:

Día de los muertos

Día de los muertos en Michoacán

Mujer realiza una ofrenda el día de los muertos

Quien más y quien menos ha oído hablar alguna vez de la noche de los muertos que se celebra el 1 de Noviembre. Quizás se pueda pensar que es una noche de tristeza pero, en México y en Michoacán especialmente, es una noche de alegría en donde la gente se siente feliz porque las almas de sus seres queridos vuelven para estar con ellos. Por eso en los altares y en las ofrendas que se forman, se ponen velas con sus fotos, se preparan las comidas y bebidas que les gustaban a sus antepasados y la música nunca falta.

«Se suele decir que solo muere lo que se olvida,
por eso es tan importante el día de los muertos»

Se suele decir que solo muere lo que se olvida. Por eso el día de los muertos es tan importante en México y Michoacán el lugar ideal para vivir este ritual tan especial y colorido. Dependiendo de la comunidad o población en la que te encuentres como Santa Fe de la Laguna, San Francisco Uricho, Tzurumutarose o Cunajo, se organizan juegos de pelota, se realizan calaveras de azúcar o se fabrican alebrijes. Todo ello en una fiesta única en la que se conmemora a los que ya no están con nosotros entre flores, velas y panteones.

La reserva de la biosfera de la mariposa monarca

mariposas monarcas en Michoacán

Mariposas Monarca en un árbol de Oyamel

Habitualmente se bromea diciendo que las mariposas monarcas son las turistas más fieles que tiene Michoacán, porque nunca fallan. Llegan la segunda semana de noviembre y se van en marzo, convirtiendo en su hogar la reserva de la biosfera durante 4 meses en su hogar. En ella se reúnen más de 140 millones de mariposas monarcas que llegan a los bosques de Michoacán al oriente del estado (cerca de la Ciudad de México).

«Las mariposas monarcas son las turistas más fieles que tiene Michoacán, porque nunca fallan»

Para subir a ver los santuarios de las mariposas monarcas es necesario tener una buena condición física, puesto que se encuentran a más de 2500 metros de altitud. Si no podemos subir a caballo hasta lo alto. La recomendación más importante una vez allí es muy simple: no hablar. Primero porque molestamos a las mariposas monarcas, y segundo para escuchar su aleteo, un espectáculo que merece disfrutarse con los cinco sentidos. Imagina millones de mariposas acompasando el aleteo de sus alas al mismo tiempo. Un sonido que llega a parecer música. En esos santuarios se preserva toda esta área. Las comunidades y los ejidos que tienen a su cargo esta reserva, cada año realizan un trabajo de reforestación de pinos y el árbol de oyamel, que es donde a las mariposas les gusta refugiarse durante esos meses.

Mariposas Monarcas en Michoacán

Mariposas Monarca migran a Michoacán

El trayecto de las mariposas monarcas lo realizan desde Canadá, pasando por todo EE.UU. y todo México hasta llegar a los bosques de Michoacán. Lo curioso es que la mariposa monarca vuela individualmente, no lo hace en grupo, sino que vienen solas. En Canadá no hay santuarios como en Michoacán. Allí vuelan libres y es fácil verlas en cualquier parte. Pero cuando llega la época, vuelan hasta Michoacán y sólo se pueden ver en sus santuarios, en donde se juntan y se agrupan por colores. Durante los 4 meses de estadía en los bosques de Michoacán es cuando se produce el ritual del apareamiento. Tiene lugar durante las últimas semanas de febrero. Tras aparearse los machos mueren cumpliendo su ciclo vital, y las hembras son las que sobreviven y vuelven a Canadá. El espectáculo de las mariposas monarca es algo que se debería de vivir una vez en la vida.

Voladores de San Pedro Tarímbaro

voladores papantla
Foto de Kertu vía Shutterstock

Probablemente son más conocidos o famosos “Los voladores de Papancla” (de Veracruz), pero los de San Pedro Tarímbaro en Michoacán son los originales. Estos últimos proceden cómo su nombre indica de una población michoacana llamada San Pedro Tarímbaro cercana a Tlalpujahua. Los voladores son famosos por su espectacular ritual por el que suben a un palo muy alto atados por una cuerda, y desde allí se tiran al vacío bajando en círculos mientras un tambor y diferentes instrumentos los acompañan en el descenso hasta llegar llegar finalmente al suelo.

Los voladores de San Pedro Tarímbaro, antes Tarimangacho, fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y según dicen en Michoacán, estos existían antes de la llegada de los españoles, y nacieron antes incluso que los de Papancla. Estos representan un ritual que se transmite de generación en generación, de padres a hijos. Está dedicado a Tláloc, el dios de la lluvia, para la fertilización de la tierra y favorecer los cultivos. Los jóvenes voladores que se dejan caer son los cuatro puntos cardinales representados como los cuatro elementos y simbolizando un sacrificio. El quinto que se encuentra en lo alto es un sacerdote y está representado como el sol.

Pirekua, la canción purépecha de Michoacán

Canción Pirekua en Michoacán
Foto de FranciscoJRamosGallego vía Shutterstock

La pirekua es una canción tradicional de los indígenas purépechas (los primeros pobladores de la zona de Michoacán). Pirekua se traduce como «canción», y que surge de la mezcla de la música indígena y de las melodías evangelizadoras de los españoles. Son composiciones y poemas escritas en la lengua purépecha, canciones con mucho sentido, fuerza y pasión, que fueron declaradas por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial en 2010. Este canto suele ser de ritmo lento y nostálgico, narrando historias de amor y desamor, y describiendo la infinita belleza del Michoacán. Suele escucharse en purépecha, aunque también en español o en una mezcla de ambas lenguas.

La cocina Tradicional
y el paradigma michoacano

Paradigma michoacano

Cocineras michoacanas 

Últimamente se habla mucho del “rescate” de la cocina tradicional. Ciertas recetas de nuestras madres y abuelas que se habían ido perdiendo. En algunos estados de México este rescate sí ha tenido lugar, pero en el caso de Michoacán esto no sucede. La cocina tradicional siempre ha existido. Incluso la mayoría de los platos conservan su nombre original dado del purépecha, como por ejemplo el Atapacua o la Xandúcata. Son platos que han ido pasándose de generación en generación.

«La aportación de las cocineras tradicionales de Michoacán ayudó a la candidatura a conseguir el reconocimiento de la UNESCO»

Los michoacanos, tienen como una de sus mayores cualidades que todo ese conocimiento se transmite de generación en generación hasta hoy en día. Hay cocineras tradicionales michoacanas como Juanita Bravo o Benedicta, que llevan a sus nietas de 8 años que ya empiezan a aprender sobre la cocina tradicional. Valores de la cocina en familia o la cocina como medio para celebrar (para una boda, para la fiesta del Santo patrono etc). En Michoacán se regresa al origen del producto local que muchas veces cultivan incluso en su propia casa y que les dan su sabor característico.

Qué ver en Michoacán

Mujer michoacana cocina con el típico metate

En 2004 comienza a haber en México un interés por preservar la gastronomía tradicional, sobre todo apoyados por organizaciones como el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, que elabora un «expediente de la cocina tradicional mexicana» para llevarla ante la UNESCO afín de conseguir aunque finalmente en ese primer intento fue rechazado. Al siguiente año se volvió a enviar el expediente, pero esta vez con la aportación de las cocineras tradicionales de Michoacán, que habían sido dejadas fuera en la primera ocasión. Esa aportación vino a fortalecer la candidatura, que en esta ocasión sí que logró el reconocimiento de ser nombrado Patrimonio de la Humanidad. En parte también gracias a paradigma michoacano.

Artesanías de Michoacán

Artesanías de cobre en Michoacán

Artesanías de cobre de Santa Clara del Cobre

La artesanía es uno de los oficios más importantes en el estado de Michoacán tanto por el número de técnicas que se manejan así como por el número de materiales que se utilizan. Desde textiles, barro, pasta de caña, laca, madera, plumas y metales. Metales como por ejemplo el cobre. En Santa Clara del Cobre, un pueblo mágico que se encuentra en la región Lacustre, se trabaja solo el cobre. El metal, se mete al fuego y el negro torna en rojo vivo candente para a continuación, entre 5 y 7 artesanos golpear con el martillo de forma coordinada para darle forma a la pieza. El sonido de los martillos parece casi una melodía. Hay obras que son hechas de una sola pieza. Hay talleres en donde incluso los turistas participan. Sucede como en la cocina tradicional y el conocimiento se va pasando de padres a hijos, y de hecho cada año en Santa Clara del Cobre hay un festival en donde se realiza un curso y los niños empiezan incluso a producir sus propias obras.

Gracias a la oficina de turismo de Michoacán por la cesión de algunas fotos para la realización del presente artículo


Anónimo the author

Nómada digital, reportero y travel blogger profesional con miles de kilómetros e historias de mochila a la espalda. Presentador de #FueraDeRuta en el programa TIPS de La2 de TVE y un amante del viaje y la aventura, ¿te vienes? ¡Sígueme en: Facebook , Instagram y Twitter!