Enrique Meneses

Enrique Meneses nació en 1929 y se fue de este mundo el pasado 7 de enero de 2013. Fotoperiodista español de envergadura, reportero internacional de guerra, testigo de la historia reciente del siglo XX; se subió a la Sierra Maestra cubana para narrar la revolución de Castro y el Ché durante cuatro meses, contó el asesinato de Martin Luther King o Kennedy, escribió una decena de libros y centenares de artículos en medios de todo el mundo. En una entrevista con el magazine Jot Down publicada en abril de 2012, el periodista afirmó que «el futuro son los bloggers». Él era bloguero y viajero. También aventurero. En 1956 se colgó la mochila, 200 libras esterlinas en el bolsillo y se fue con su amigo Jaime Cavero a recorrer África, de Cairo a Cabo.

«Para mí, África no sólo es la tierra de nuestra abuela más ancestral, “Lucy”, nacida en el Valle del Rift, sino que su gente nos ha legado la música, la danza, la pintura modernas. Allí se encuentran hambre y enfermedades pero también hospitalidad, respeto, ingenuidad, seguridad, sonrisas de dientes blancos. El futuro de la Humanidad depende de África, de su fauna, de su flora, sus materias primas, de sus jóvenes…», explicaba Meneses en su blog en 2008.

Nunca lo conocí en persona y reconozco que he leído muy pocas cosas suyas, un sacrilegio seguramente siendo periodista que pretendo solventar en las próximas semanas. Buceando hace unos días en su página web descubrí este decálogo, diez reglas para ser un aventurero y no arrasar allá por donde vayas.

1.- Piensa que no has heredado este planeta sino que lo tienes en usufructo y has de devolverlo mejor que lo encontraste.

2.- El artículo anterior te obliga a respetar a los animales, las plantas y los minerales. Entre los primeros no solo está el hombre. Por añadidura, el más débil tiene razón.

3.- La cultura occidental es la que se ha impuesto en el mundo pero no significa que sea la auténtica. Respeta el saber de los demás como el tuyo propio.

4.- La mujer y el niño son la Humanidad en su más puro estado. Respétalos siempre, pues son la semilla que hay en tí.

5.- Lo que han fabricado manos de hombre en un entorno, debe permanecer en ese ambiente. Lucha porque así sea.

6.- El animal más feroz es menos peligroso que tu. El mayor depredador de la Tierra es el hombre.

7.- Si todos fuésemos iguales, este planeta sería aburridísimo en extremo. Ayuda a que todos sus habitantes sigan siendo ellos mismos y defiende sus costumbres siempre que éstas no atenten a la dignidad de sus semejantes.

8.- Reparar no es restaurar. Cuando destruimos un bosque, jamás lo podremos reconstruir como fue. Solo ponemos esparadrapos.

9.- Escucha a los indígenas y a los mayores. Sus enseñanzas te serán valiosas en el futuro. No los desprecies. Son la experiencia de nuestra estirpe, nuestra memoria genética.

10.- Si eres un auténtico aventurero, sé fuerte con los fuertes y débil con los débiles. Y así, como decía Rudyard Kipling, te podrás llamar “hombre”.

Fotografía: Guadalupe de la Vallina. Publicada en Jot Down.