Desde hace más de 120 años los canadienses y sus visitantes recorren las inmensas y bastas distancias del país mediante el Canadian Pacific Railway. Canadá, el segundo país más grande del mundo, tiene una diversa variedad de paisajes entre sus fronteras, ideales para satisfacer las expectativas de cualquier viajero. En ella se puede descubrir desde los Territorios del Norte situados en el círculo polar ártico con una rica cultura aborigen y donde hay sol las 24 horas del día en verano, pasando por las grandiosas rocosas canadienses, hasta las ciudades más cosmopolitas del mundo. Dentro de este territorio se encuentran numerosas especies animales, muchas de ellas por desgracia, en peligro de extinción.

Canadá es un país imprescindible para aquellos viajeros amantes de la naturaleza, la historia, las ciudades y los grandes contrastes, y la mejor forma de descubrirlo es viajando en tren.

El Canadian Pacific Railway durante más de un siglo ha sido la arteria principal del país que unía los territorios casi despoblados del Oeste canadiense con los grandes centros de población. El inicio de la construcción se remonta a 1881 y cuatro años después el país ya se encontraba unido de costa a costa.

En la actualidad la compañía de tren la lleva VIA Rail Canadá, los precios son bastante caros pero existen ofertas con un 75% de descuento, así que puedes realizar el trayecto desde Toronto a Vancouver (que dura unos 4 días) por menos de 200 euros. Puedes encontrar estas ofertas en  viarail.ca.

El tren ofrece diferentes destinos, adaptados a los gustos de todo viajero, entre ellos las grandes ciudades de Montreal, Toronto o Vancouver, las montañas rocosas canadienses en Jasper, las zonas costeras a un lado y otro del país con Halifax o Prince Rupert, o si lo que pretendes es visitar a los osos polares en su hábitat, tu destino se llama Churchill.

Existen diferentes modalidades dentro del tren, están las cabinas con cama y comidas incluidas pero los precios son más elevados. La clase económica te ofrece un cómodo asiento reclinable, enchufe y baño compartido, eso sí, nada de duchas, tendrás que aguantar durante 4 días sin ducharte si decides hacer el trayecto desde Toronto a Vancouver. Aunque te encuentres en la clase económica, a la hora de la comida y la cena, siempre pasa personal del tren para preguntarte si quieres hacer reserva para comer en el vagón restaurante, por unos 12 euros puedes degustar una comida caliente y sabrosa.

Otra de las ventajas que ofrece el tren es el vagón panorámico, totalmente recubierto de cristal desde donde mejor se aprecia el paisaje y los animales que lo habitan. Durante la noche, y con un poco de suerte, puedes distinguir las siempre mágicas auroras boreales que pintan el cielo oscuro con sus intensos colores, una vez te has alejado de las luminosas grandes ciudades.

Durante el viaje siempre hay diversas paradas diarias, ya sea tan solo 10 minutos para estirar las piernas y comprar un poco de víveres en la tienda más cercana o unas 4 horas (normalmente en una gran urbe) para poder visitar un poco la ciudad.

Una de las preguntas más comunes es, ¿cómo entretenerte durante todo ese tiempo que dura el viaje?, a parte de la recurrida lectura y charlar con la gente que viaja contigo, la compañía de trenes ha instaurado una nueva política de entretenimiento para los largos recorridos. Cada día hay una actuación de música en las diferentes clases económicas del tren, así que podrás disfrutar desde la música country mientras tras los cristales pasan los frondososos bosques canadienses hasta el pop inglés más actual.

Vete preparando la mochila puesto que ya sabes la forma más económica de atravesar uno de los países más grandes del mundo. Votar en los Premios Bitacoras.comQuedan pocos días para que terminen las votaciones de los Premios Bitacoras.com 2012. Si quieres ayudarnos a llegar al top como mejor videoblog de viajes puedes hacerlo en menos de un minuto pinchando en el botón. Si no tienes una cuenta en Bitacoras.com, puedes validarte en el sistema rápidamente con Facebook y Twitter.