Mundubicyclette-vuelta-mundo-bicicleta-Iran

En 2004, Andoni Rodelgo (Eibar, Guipuzkoa) y Alice Goffart lo dejaron todo por un sueño: alcanzar Extremo Oriente en bicicleta. Tras llegar a Japón, continuaron viajando por el mundo hasta 2013. Durante todos estos años han recorrido 75.000 kilómetros por 5 continentes, y en el camino nacieron sus dos hijos: Maia (Bélgica, 2007) y Unai (Bolivia, 2011), con los que siguieron viajando.

“El mundo en bicicleta” (Andoni Rodelgo y Alice Goffart, 61′) es un documental que relata la aventura de Andoni y Alice con sus hijos alrededor del mundo en bicicleta. Su película ha sido galardonada con el “Gran premio del jurado” en Explorimage (Niza, 2014), el “primer premio en la categoría profesional” de la Mostra d’Audiovisuals i Fotografia de Muntanya (Barcelona, 2015), la “Roca de Oro a la mejor película” (Grenoble, 2015) y el “Premio del público a la mejor película” (Grenoble, 2015).

Mundubicyclette, nombre de su proyecto viajero, además acaban de publicar el libro ilustrado “El mundo en bicicleta” (Ediciones Casiopea), una crónica personal de las aventuras de esta pareja que te hará viajar por el planeta. Hablamos con Andoni pocos días antes de su charla en las Jornadas de Grandes Viajes de Madrid.

Andoni y Alice cuenta su historia con detalle en las III Jornadas de Grandes Viajes de ‪‎Madrid‬ (8-9 de mayo de 2015). ¿No pudiste acudir al evento? Suscríbete al canal de Youtube de Mochileros TV y las puedes ver gratis en diferido →→→ ¡QUIERO SUSCRIBIRME!

¿Qué te llevó a decidir dejar todo atrás para iniciar tu gran viaje?

Salir a conocer el mundo con mis propios ojos sin tener una fecha de vuelta ni ataduras.

Mientras no viajas, ¿a qué dedicas el tiempo? ¿cuál es tu profesión?

Soy (bueno, “fuí”) Ingeniero Industrial, y trabajé en una multinacional. Ahora, en la vida sedentaria, doy conferencias sobre el viaje con los críos, realizamos un filme y está teniendo mucho éxito. También estoy trabajando en un proyecto.

Mundubicyclette-vuelta-mundo-bicicleta-Alice-Andoni

Tres lugares a los que regresarías siempre que pudieras.

Francia, China y Japón.

¿Recuerdas tu primer viaje?

La primera vez que salí de Euskadi fue en el verano del 1995, cuando me fuí a Aberdeen (Escocia) para aprender inglés. Le comenté a mi madre que volvería a casa en un año, pero llevo ya veinte fuera de Euskal-Herria. Antes, nunca había salido de las montañas que me rodeaban.

Dijo Abraham Lincoln que lo importante “no son los años de tu vida sino la vida de
tus años”. ¿Estás de acuerdo con esta reflexión?

Sí. En los últimos años he tenido muchas vidas; he vivido en Gran Bretaña y Bélgica, estudié una carrera en el extranjero, aprendí idiomas, trabajé con responsabilidades, viajé en bicicleta durante 7 años, he realizado un filme, escrito un libro… osea, he tenido una intensa vida en los últimos veinte años. Si hubiera decidido volver tras ese año sabático en Escocia, ahora tendría la misma edad, pero no habría sido lo mismo, la vida que he tenido la he aprovechado a tope.

Mundubicyclette-vuelta-mundo-bicicleta

¿Qué ha cambiado en tu yo interior después de este gran viaje?

Ser aún más solidario, y sobre todo, fiarme de la gente. Tras viajar todos estos años he llegado a la conclusión que la humanidad es buena, y hay esperanza para pensar en un mundo mejor, cosa que los medios de comunicación se empeñan que el mundo es peligroso y cruel; lleno de terroristas, guerras, desastres, miseria…..

5 cosas que nunca faltan en tu mochila.

Una bicicleta (bueno, la mochila iría sobre la bicicleta)
Un buen mapa detallado.
Una tienda de campaña.
Una buena cámara de fotos.
Un diccionario de la lengua local.

En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos has hecho para ganarte
la vida?

Nunca tuvimos que trabajar, nos arreglamos con el dinero que ahorramos antes de partir.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu
gran viaje?

Nunca hemos corrido peligro.

Mundubicyclette-vuelta-mundo-bicicleta-Chile-lluvia

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de
alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena
seguir en el camino”.

La bajada hacia Nepal. Después de pasar seis semanas en el plató tibetano, en cuestión de horas pasamos a un clima alpino y luego tropical. El escenario cambia a cada metro que descendemos: vemos una nueva planta, flor, árbol… Todo está muy verde con miles de insectos y pájaros cantando. Es un cambio impresionante. ¡Radical! Nuestro olfato empieza a funcionar de una vez, puesto que a cinco mil metros no hay olores.

¿Cuál es tu próximo gran viaje soñado?

Volver a cerrar la puerta de mi casa y salir de viaje sin fecha de vuelta ni un destino
determinado.

Hay gente que considera la aventura como unas grandes vacaciones. Estoy seguro de que en tu gran viaje tuviste que tomarte unas vacaciones dentro del viaje. ¿Fue así? ¿dónde decidiste tomarte un respiro para reponer fuerzas?

No, nuestro viaje es un modo de vida. Nosotros lo dejamos practicamente todo. Antes de partir, en el verano de 2004, ambos teníamos buenos puestos de trabajo con un buen sueldo y con la posibilidad de subir de posición. Alquilábamos un coqueto apartamento, teníamos un buen coche, vacaciones, esquiábamos todos los inviernos, y fácilmente, podríamos encarrilar nuestras vidas como mucha gente desea. Pero no lo veíamos, teníamos un sueño; ser libres y decidir por nosotros mismos. Y sí, hoy día, podíamos haber
tenido un apartamento, otros esos artilugios para facilitarnos y entretenernos la vida, pero para eso, hay que depender de unos prestamos del banco, endeudarse y seguir un sistema capitalista con el que no estábamos de acuerdo.

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

Mi mujer Alice, evidentemente.
Mi hija Maia.
Y a ese anónimo(a) que sin él(ella), nuestro viaje no habría sido posible.

Una vez uno se embarca en un tipo de vivencia así queda infectado por el virus del
viajero. ¿Qué sensaciones has tenido a tu regreso al llegar a los que consideres tu
hogar? ¿uno termina convirtiéndose en nómada para el resto de su vida?

Pienso que el viajar es una enfermedad que no tiene vacuna, así que siempre estoy pensando en salir de nuevo. El regreso es duro, al menos para mí, pues estoy acostumbrado a las sorpresas, la incertidumbre, y ya en la vida sedentaria, todo parece más rutinario, y más fácil en la sociedad occidental en la que vivimos. También hay muchas reglas, miedos; siempre me molesta cuando regresamos, la primera pregunta que nos hacen es: “¿Os han robado? ¿Os han atacado?”. Por eso, vimos la necesidad que realizar un filme y escribir un libro, para mostrar que la humanidad es buena, que nos dan muchísimo y es muy solidaria. Antes de salir nunca nos podíamos imaginar todo lo que nos han dado, y si nos roban, “todavía salimos ganando”.

Mundubicyclette-vuelta-mundo-bicicleta-familia-Nueva-Zelanda

¿Qué os ha aportado el viaje a vuestra relación? ¿es importante encontrar los momentos de soledad para estar con uno mismo solo?

Bueno, mi madre siempre dice que nos merecemos un premio por estar juntos las 24 horas del día juntos durante siete años. Nos aguantamos, y ambos compartimos un sueño, el viajar libremente. Así que todavía nos amamos después de todos estos años viajando juntos. Nos conocemos demasiado, así que sabemos cuando uno necesita su espacio. Y sí, es posible estar uno solo.

¿Qué cosas habéis aprendido viajando en familia? ¿y vuestros hijos? ¿qué ha cambiado en ellos?

Nosotros siempre hemos seguido con la misma filosofía de viajar, y no ha cambiado mucho nuestra forma de ver las cosas y viajar. Si es verdad que ahora somos más pacientes, y vamos más despacio. También, hemos aprendido a ver el mundo con los ojos de un niño. Ellos siempre lo han llevado bien. Con tal de estar siempre a lado de sus padres, ha sido felices, da igual el lugar y la situación. Ellos se adaptan a todo. Ahora son más seguros y tienen mucha confianza. Ademas, son muy sociables, pues están acostrumbrados a conocer gente todo el rato.

Hay muchas personas que no se han animado a viajar por multitud de dudas,
miedos, inseguridades, presiones familiares, sociales… ¿Qué les dirías a esos
soñadores que viendo tu aventura piensan que no son capaces de hacerlo o que
eres un superhéroe?

Yo siempre digo que; cierren la puerta de su casa y se dejen llevar, un viaje no se
planifica. Y mucho menos, hay que ser un superhéroe, simplemente hay que tener el
valor de dejarlo todo y salir sin miedos, sin preocupaciones.

Sigue a Mundubicyclette en su web y también en su página de Facebook





the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

1 comentarios

Join discussion
  1. Aitor Arriaga Publicado: 25 Julio, 2016

    Aupa Andoni y Alice, soy Aitor, el chico que os inscribió en Ermua para el lanzamiento de txapela…jeje.
    El caso es que llevo años queriendo hacer el camino de Santiago en bici y me he decidido ha hacerla el año que viene, si o si…Yo suelo andar en bici de carretera y aunque antes andaba mucho en btt doble, ahora menos. Que bici me recomendaríais llevar? o acaso una híbrida? (podría vender la btt y comprar una híbrida de 2ª mano…) espero no molestaros mucho.
    Un abrazo.

Deja un comentario