Surfing the Planet vuelta al mundo de mochileros Rachele Gabor

Rachele y Gábor Kovács, una italiana y un húngaro, empezaron en febrero de 2012 un viaje con el que ambos soñaban desde hacía mucho tiempo: dar la vuelta al mundo. Dejaron sus trabajos y su casa en Barcelona con la idea de viajar durante un año, plan que se alargó hasta convertirse en una aventura de 17 meses.

Empezaron el viaje en Sudamérica (Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Bolivia y Perú), siguieron por Oceanía (Australia, Fiji y Nueva Zelanda) y acabaron en el Sudeste Asiático (Indonesia, Tailandia, Laos, Camboya, Myanmar y Filipinas). Viajaron de mochileros con un presupuesto muy bajo y con mucho espíritu de adaptación, moviéndose principalmente con medios de transporte públicos o con cualquier cosa que les pudiera hacer llegar al siguiente destino.

Rachele contará su vuelta al mundo de mochileros con todo lujo de detalle el sábado 30 de abril (10:00-10:50 horas) en las IV Jornadas IATI de Grandes Viajes de ‪‎Barcelona‬ (30 de abril y 1 de Mayo de 2016). ¿No puedes/pudiste acudir al evento? Suscríbete al canal de Youtube de Mochileros TV y las puedes ver gratis en diferido →→→ ¡QUIERO SUSCRIBIRME!

Si quieres conocer más sobre su viaje, visita la web www.surfingtheplanet.com

Surfing the Planet vuelta al mundo de mochileros

Nombre, apellidos, profesión -conocida 😉 a qué dedicas el tiempo cuando no viajas- y lugar de nacimiento.

Soy Rachele Cervaro de Italia, nací en Venecia pero llevo casi una década en la capital catalana. Cuando no viajo trabajo como experta SEM y recientemente, juntos con dos compañeros blogueros, hemos abierto TBnet España, una Media Agency que gestiona una red de blogueros de viajes, con el objetivo de crear campañas de comunicación y promoción turística.

“Aprendimos a vivir con lo que podía caber en una mochila, aprendimos que no nos hacen falta muchas de las cosas materiales que tenemos y sobre todo que la vida es una sola y hay que vivirla”

¿Qué te llevó a decidir dejar todo atrás para iniciar tu gran viaje?

No hubo una razón especial que nos hiciera dejarlo todo y huir, la vuelta al mundo la hicimos porque simplemente queríamos hacer un viaje largo que nos permitiera que para una época “lo de viajar” se convirtiera en nuestra vida y no solo fuera una pausa en nuestra vida “normal”. Queríamos vivir nuestra vida por lo menos durante un rato haciendo y solo pensando en lo que más nos gusta: viajar, conocer nuevos lugares, aprender de nuevas culturas, etc. A mí, Rachele, siempre me han fascinado las fiestas tradicionales, la cultura local y las costumbres de los lugares.

Surfing the Planet vuelta al mundo de mochileros RAchele y Gabor comiendo

¿Recuerdas tu primer viaje?

Recuerdo muy bien mi primer gran viaje de mochilera que fue a la India, concretamente a la parte de Rajastán, un viaje en solitario. Quería algo que me chocara, y después de que los locales me aconsejaran que fuera a la parte sur de la India, porque es algo menos difícil y es una parte menos conservadora, al final tomé la decisión contraría.

¿Qué ha cambiado en tu yo interior después de este gran viaje? (percepción del mundo…)

La vuelta al mundo cambió completamente la percepción que tenemos de las cosas de la vida en general. Aprendimos a vivir con lo que podía caber en una mochila, aprendimos que no nos hacen falta muchas de las cosas materiales que tenemos y sobre todo que la vida es una sola y hay que vivirla. Y quizás suena como un lugar común, pero lo más importante que hemos sacado de este viaje es haber entendido que si algo en la vida no va como deseamos, pues no hay que tener miedo y hacer lo que haga falta para cambiarlo.

“Cuando decíamos que llevábamos varios meses de viaje sin saber exactamente cuándo íbamos a volver a casa, mucha gente no se lo podía creer”

5 cosas que nunca faltan en tu mochila.

Es muy difícil elegir 5 cosas, pero hay algunas cosas cuya indispensabilidad hemos comentado entre nosotros en un sinfín de ocasiones. La gorra que nos protege de la insolación, una chaqueta cortaviento impermeable que nos protege de la lluvia y el viento, las servilletas húmedas que nos permiten limpiar las manos en cualquier lugar. Por supuesto, no puede faltar el botiquín de los medicamentos y la cámara de fotos ya que no hay nada que nos dé más rabia que ver algo bonito y no poder fotografiarlo.

Surfing the Planet Gabor Volcan Berastagi

En caso de haber trabajado en ruta: ¿qué tipo de trabajos has hecho para ganarte la vida?

Durante este viaje hemos dedicado todo nuestro tiempo a disfrutar del viaje sin trabajar. Estuvimos escribiendo el blog como un diario de viajes para nuestros amigos y familias. No obstante, si repitiéramos este tipo de viaje seguramente trabajaríamos en el camino como freelancers.

¿El momento más extremo/peligroso/extraño/paranormal que hayas vivido en tu gran viaje?

Si tengo que mencionar uno, seguramente sería aquella noche que pasamos en la Amazonia, durmiendo en una hamaca en medio de la selva. En un bosque tan denso no se ve nada del cielo y por la noche hay oscuridad total, mientras el bosque mismo se despierta. Cuesta mucho dormir con el constante ruido de la naturaleza, los pájaros, los insectos, las hojas que se mueven y se caen, etc.. Al final conseguimos dormirnos, pero durante la noche de repente nos despertaron unos gritos muy fuertes, pensábamos que venían de algún predador como el jaguar. Despertamos al guía que también parecía un poco asustado por el ruido y tuvo que llamar al otro chico que estaba con nosotros, un chico indígena que había vivido toda su vida en la foresta. Al final el chico nos tranquilizó diciéndonos que aquel grito feroz era de unos monos grandes que de esta forma marcaban su territorio. ¡Qué susto pasamos!

Surfing-the-Planet-Rachele-Gabor-templo-Bali

“Nosotros todavía no nos hemos acostumbrado a esta vida “normal”, somos dos culos inquietos, vivimos para salir de viaje el fin de semana, hacer fines de semanas largos y vacaciones, trabajando duro hasta que llegue el momento de volver a partir”

¿Algunos momentos que recuerdes de felicidad extrema? Esos puntos álgidos de alegría en los que uno se dice a sí mismo: “por momentos así merece la pena seguir en el camino”.

Hubo muchos de estos, por ejemplo llegar a lugares especiales después de un largo recorrido y sentir que el lugar te había esperado. A la isla de Koh Tao tardamos un día entero de viaje y cuando por fin llegamos, la naturaleza nos regaló uno de los amaneceres más espectaculares que hemos visto.

¿Qué sentimientos/reacciones ha despertado tu viaje en otros viajeros o locales con los que te has cruzado?

Cuando decíamos que llevábamos varios meses de viaje sin saber exactamente cuándo íbamos a volver a casa, mucha gente no se lo podía creer. Algunos estaban asombrados, otros se ofrecían a ayudarnos con hospedaje o pasaje en coche y otros seguramente pensarían que teníamos mucho dinero.

Surfing-the-Planet-Malasia

Tres personas anónimas que te hayan marcado en el camino.

La familia en Puerto Natales que cedía su piso para alojar a viajeros, mientras ellos vivían en una sola habitación. Nos explicaba el padre de la familia que como ellos mismos no pueden viajar, su viaje es a través de compartir su espacio y su vida con otros viajeros, nos pareció una forma de pensar inspiradora.

Una vez uno se embarca en un tipo de vivencia así queda infectado por el virus del viajero. ¿Qué sensaciones has tenido a tu regreso al llegar a los que consideres tu hogar? ¿uno termina convirtiéndose en nómada para el resto de su vida?

No es cierto que todo el mundo que hace un viaje de este tipo se convierta en un nómada para el resto de su vida, conocemos viajeros que han vuelto a una vida “normal” sin problema. Nosotros todavía no nos hemos acostumbrado a esta vida “normal”, somos dos culos inquietos, vivimos para salir de viaje el fin de semana, hacer fines de semanas largos y vacaciones, trabajando duro hasta que llegue el momento de volver a partir.

Surfing-the-Planet-Rachele-Bounty-Island-Fiji

Viajáis en pareja. ¿Qué os ha aportado el viaje a vuestra relación? ¿es importante encontrar los momentos de soledad para estar con uno mismo solo?

El viaje nos ha reforzado como pareja, hemos aprendido a apoyarnos y ayudarnos uno con el otro y a admitir que hay cosas que uno hace mejor que el otro y al revés. Vivir las 24 horas, 7 días sobre 7 con alguien al principio es muy difícil. Se pelea por cualquier tontería y más de una vez piensas seguir adelante por tu cuenta. Pero si la pareja encuentra un equilibrio y ambos aprenden a encontrar sus espacios, aunque regularmente estén encerrados en habitaciones de 5 metros cuadrados, todo sigue sin problemas y al final acaban casándose como nosotros 🙂

Hay cientos de personas que no se han animado a viajar por multitud de dudas, miedos, inseguridades, presiones familiares, sociales… ¿Qué les dirías a esos soñadores que viendo tu aventura piensan que no son capaces de hacerlo o que eres un superhéroe?

Que todo es posible, que no somos nada diferentes que ellos, somos personas normales, ordinarias y que la clave es desearlo de verdad y trabajar para conseguirlo sin considerar lo que piensan los demás.



the author

Videoperiodista, documentalista y aventurero. Entre mayo de 2006 y junio de 2007 realizó uno de los grandes viajes de su vida: la ruta panamericana. De esta aventura nace el documental “La costura de América” que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros, realizado íntegramente por tierra y más de 11 meses desde Prudhoe Bay (Alaska) hasta Bahía Lapataia en Tierra de Fuego (Argentina). Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE en la India y realizado decenas de reportajes sobre turismo, cultura y sociedad para el canal de televisión español Telecinco. En enero de 2014 estuvo nominado en los Premios Goya con su cortometraje documental "La Alfombra Roja" rodado en un slum de India y que lleva acumuladas más de 130 selecciones en festivales de cine de todo el mundo. Consulta mi perfil en G+: Iosu López

Sin comentarios todavía

Deja un comentario