A estas alturas de la vida quien de vosotros no ha usado Google Maps en algún momento de su vida para buscar la calle de un negocio, cómo ir a casa de un amigo, cuánto se tarda si vamos a pie, en coche o en transporte público hasta un determinado punto de la ciudad… La historia de la que te hablamos hoy es una historia singular y solidaria, la de un mochilero de 27 años que ha recorrido más de 8.000 kilómetros por Asia a pie con la ayuda de esta popular aplicación.

A finales de septiembre de 2011, el ex sargento y marine de Estados Unidos, Winston Fiore, equipado con un teléfono con sistema operativo Android y una mochila, comenzó esta aventura de algo más de un año de duración cuyo punto de partida y final estableció en Singapur con el objetivo de recaudar 75.000 dólares para la Fundación Internacional de Cirugía Infantil (International Children Surgical Foundation, ICSF) que se dedica a operar de forma gratuita a niños con problemas como labio leporino y paladar hendido (palatoschisis) en países en vías desarrollo.

«El motivo de elegir Asia para realizar mi viaje es porque en esta zona del mundo hay un alto índice de nacimientos con este problema», explica Fiore al portal web Mashable.

Fiore incluyó en su itinerario países como China, Laos, Malasia, Brunei, Singapur, Filipinas, Taiwan, Tailandia y Vietnam en un proyecto al que ha denominado Smile Trek (Paseo sonriente), y que terminó a finales del pasado mes de noviembre. Junto con su teléfono Android, Fiore llevaba unas botas robustas y un chaleco en el que portaba 20 kilos de material básico. Este ex militar y aventurero ha explicado que gracias a Google Maps pudo encontrar el mejor camino incluso en poblaciones remotas y carreteras sin asfaltar. Así mismo en este proyecto ha usado otras aplicaciones del famoso buscador como Google Latitude, MyTracks y Google Translate.

«Las indicaciones de Google Maps fueron muy importantes en mi camino, fueron eficientes y concretas, algo muy útil si lo que buscas es tomar la ruta más corta cuando caminas entre 30 y 35 kilómetros por día», afirmó Fiore a Google. «Lo mejor de todo fue que la aplicación me llevó por carreteras y senderos que nunca hubiese descubierto si hubiese usado la opción de buscar ruta en coche o en un mapa físico», añadió. Sea o no una campaña de promoción de la aplicación de geolocalización, o un tanto que se ha apuntado Google a posteriori después de conocer la apasionante aventura de Winston, en el fondo hay una buena causa detrás que merece la pena apoyar.

Si quieres seguir su aventura o apoyar su causa puedes consultar el mapa interactivo de su web.

Fuente: Mashable